Entre el 3 y el 10 de junio, en Quito hubo 668 casos confirmados de coronavirus. La semana previa, entre el 26 de mayo y el 2 de junio, hubo 397.

Así lo establecen las cifras que presenta a diario el Gobierno a través del ministerio de Salud.

Desde hace una semana, Quito pasó de semáforo rojo a amarillo lo que ha permitido, por ejemplo, que se reactive el transporte público con un aforo del 50%, que se aumente la circulación vehicular o que se extienda la libre circulación hasta el inicio del toque de queda a las 21:00 y hasta las 05:00.

Xavier Solórzano, viceministro de Salud, mencionó que a comienzos de mayo la gente empezó a salir con mayor fervor a las calles en la capital, sin usar mascarilla, sin aplicar distanciamiento social así como lavado de manos.

Publicidad

"El promedio que se dio en las últimas seis semanas, antes de las últimas dos semanas, estaba por alrededor de unos 70 casos. En estas últimas dos semanas más o menos estamos en 80 (casos)", dijo Solórzano.

El Servicio Integrado del ECU911 también tiene datos de cómo se ha desenvuelto la capital comparando el semáforo rojo con el amarillo. En aglomeraciones las alertas aumentaron 11%. Pasaron de 281 a 313. En emergencias por accidentes de tránsito en 28%, de 725 a 925. En alertas relacionadas a COVID-19 disminuyeron 23%. Pasaron de 205 a 157. En alertas de toque de queda de 697 a 132. En levantamiento de cadáveres de 47 a 30.

En rojo recibieron 41.518 llamadas, en amarillo 40.153, con una reducción del 3%. Las emergencias de gestión sanitaria bajaron de 3.084 a 2.699 (12% menos).

Desde el ámbito productivo la evaluación es positiva. La Cámara de Industrias y Producción (CIP) estima que un 75% de las empresas industriales se ha incorporado a sus actividades. El restante sigue en teletrabajo en los departamentos administrativos. "Ha sido una semana importante de adaptación de las empresas a la nueva realidad. Se ha llevado a cabo la reactivación con normalidad, respetando las limitaciones de aforo y número de colabores de las empresas", mencionó Pablo Zambrano, presidente de la CIP.

En tanto, el Municipio de Quito impulsa la campaña Quito Sale Seguro en 14 sectores de la ciudad. Mediante chats comunitarios se receptarán solicitudes de los moradores y se reforzará el cumplimiento de medidas de prevención como el uso de la mascarilla, lavado de manos y distanciamiento social. Esto con el objetivo de evitar la propagación de la pandemia.

César Díaz, secretario de Seguridad y Gobernabilidad, en un video mencionó que si no existe conciencia social de los ciudadanos en cumplir con las medidas preventivas harán presencia unidades de control y sanitarias del Gobierno o del Municipio a fin de poner orden.

El proyecto piloto, que lo impulsa esa secretaría fue presentado en Chillogallo, en el sur y en Calderón, al norte de la ciudad. En la primera parroquia hay 345 casos y es el sector con el mayor número de contagios.

Para que haya el respeto al aforo permitido en los buses del 50% de su capacidad, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) hizo controles en 407 buses de transporte público y 888 cooperativas en terminales terrestres. No informó si hubo o no llamados de atención o multas (I).