Los investigadores de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida (SPNS) han recordado que el coronavirus SARS-CoV-2 se transmite por contacto directo por las gotitas respiratorias que se emiten por la tos o los estornudos y que también se encuentra en el semen o las heces, aunque no en los fluidos vaginales, recoge el portal especializado en medicina, Redacción Médica.

Ante esto, los expertos recomiendan tomar las precauciones necesarias durante las relaciones sexuales, incluso en las representaciones más simples como el beso, que puede convertirse en el mayor vector de contagio.

"El coronavirus COVID-19 puede transmitirse durante las relaciones sexuales. El mayor riesgo se encuentra en las gotas salivales y en otros fluidos como el semen, y aunque un paciente se haya curado del virus de Wuhan puede transmitirlo a su pareja durante el acto", se detalla en la publicación

Estas recomendaciones se encuentran en el documento Aspectos clave para la prevención del VIH e ITS en la desescalada del confinamiento por Covid-19, de la SPNS.

Esta institución cree que probablemente se redujeron los contactos sexuales durante el confinamiento. Por ello, se presume que aumentarán las relaciones sexuales en la desescalada del coronavirus, que implica una mayor prevención.

Días atrás, se divulgaron los hallazgos de un estudio realizado en China sobre la presencia del SARS-CoV-2 en semen, publica el portal La Tercera.

En dicho trabajo se detectó que el virus o partes de él, pueden permanecer en el semen, relata la publicación. La investigación fue desarrollada por Weiguo Zhao del Octavo Centro Médico del Hospital General del Ejército Popular de Liberación de China en Beijing y Shixi Zhang del Hospital Municipal Shangqiu en Henan.

El estudio, que fue publicado el 7 de mayo, en JAMA Network Open, revista médica de acceso abierto revisada por expertos, observó a 38 hombres, 23 de ellos (60,5%) habían logrado la recuperación clínica y 15 (39,5%) se encontraban en la etapa aguda de la infección.

"El estudio determinó que el Sars-CoV-2 puede estar presente en el semen de pacientes con Covid-19, pero que además que puede detectarse en el semen de pacientes en recuperación. 'Debido a las imperfecciones de los testículos sanguíneos, deferentes, epidídimo, el Sars-CoV-2 podría ser sembrado en el tracto reproductor masculino, especialmente en presencia de inflamación local sistémica'", se detalla. (I)