El pleno de la Asamblea Nacional cerró el debate del proyecto de Ley de la Palma Aceitera que espera beneficiar a unos 6800 palmicultores de 13 provincias del país, en temas de producción, comercialización, extracción, exportación e industrialización.

El presidente de la comisión de Soberanía Alimentaria, Lenin Plaza (AP), tendrá listo el texto para la votación final el próximo lunes; este recogerá las observaciones formuladas por los legisladores. Los textos del proyecto están orientados a promover, incentivar y estimular la producción y comercialización de la palma aceitera en las mismas áreas sembradas.

Carlos Chávez, de la Asociación Nacional de Cultivadores de la Palma Aceitera, resaltó que en esa actividad están involucradas 120 000 familias de 54 cantones y que la nueva ley regulará la baja productividad, la comercialización y los altos costos.

Para la comercialización y altos costos se establece una mesa técnica que evaluará la problemática que tiene el sector y definirán mecanismos para la estabilización de precios y los pagos a los palmicultores. Lo que se busca es mejorar la cadena de comercialización en la industria, anotó Chávez.

Al tener reglas claras en la productividad, añadió, se puede trabajar en investigación, transferencia de tecnología y abaratar costos. Incluso podrían generar biodiésel para sustituir a los combustibles fósiles.

El legislador Plaza indicó que la ley crea el seguro agrícola para el sector y establece las bases para que los organismos de investigación agropecuarias califiquen, validen y certifiquen el material genético para evitar enfermedades en la fruta.

También se incluyen normas que deben observar los palmicutores para la protección del medioambiente.