Esta tarde, el Registro Oficial publicó el "Reglamento de Uso Progresivo, racional y diferenciado de la Fuerza por parte de los miembros de las Fuerzas Armadas" en situaciones de resistencia social interna.

Se trata del Acuerdo Ministerial 179, aprobado por el Ministerio de Defensa en las últimas horas y que reforma las reglas y el comportamiento que deben tener los militares en situaciones de resistencia interna, en base a un Manual de Derecho en Operaciones Militares, existente desde el 2014 y que ya fue utilizado en la paralización y movilizaciones de octubre del 2019.

El documento contempla el uso progresivo de la fuerza en varios niveles que llegan hasta la "resistencia agresiva agravada", el mismo que permite el uso de armas letales.

El año pasado el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, explicó que se llegó hasta el tercer nivel para las protestas de octubre. Es decir, no se utilizó armamento letal.

El ministerio también aclaró que con la nueva "directiva contrainsurgencia" en la que se trabajó después de la experiencia de octubre, todos los reglamentos y protocolos también serían revisados.

"Lo que hemos hecho eso sí es que, tomando las experiencias de lo que ocurrió en octubre, actualizar, difundirlas (las normas) y hacer más práctico para que sea un Manual de bolsillo para que desde el soldado hasta el general de división sepan cómo tiene que actuar y qué decisiones (tomar) con respaldo legal pueda tener en sus operaciones de apoyo a la Policía", agregó Jarrín.

El ministro expresó que es un tema bastante sensible porque se presta a interpretaciones de una forma muy libre, pero que el propósito fundamental de este Acuerdo Ministerial no es otra cosa que establecer las normas de conducta militar, no es para la población civil.

"Son regulaciones esencialmente para las operaciones militares (...). En un estado de excepción, cuando haya necesidad de apoyar a la Policía Nacional, debe observar normas de comportamiento y esto no estaba en detalle específico para el cumplimiento de situaciones en las que se presente la agresividad o la violencia en el ambiente social", sostuvo Jarrín, sobre el nuevo documento, la mañana de este viernes en una entrevista con Radio Democracia.

Tras asegurar que se respeta el derecho a la resistencia, el ministro dijo que este reglamento sirve para restablecer la paz social y el ordenamiento constitucional, proteger los derechos de la población civil y también del personal militar, "para que sepa cuándo, cómo, en qué condiciones debe hacer el uso de las armas que son esencialmente no letales", pues cuando se apoya a la Policía Nacional, los militares salen con equipamiento especial y armamento antimotines, antidisturbios, no con el armamento de dotación. (I)