Dos días de recuperación de la jornada laboral suspendida se considerará para aquellas personas que se acojan al Acuerdo Ministerial MDT-2020-0118, que da paso a trabajar el próximo lunes 25 de mayo, día feriado en Ecuador por la fecha cívica del 24 de Mayo.

Según ese acuerdo del Ministerio del Trabajo, tanto los trabajadores del sector privado como los servidores públicos que acuerden con su empleador laborar en esta fecha, ya sea de manera presencial o teletrabajando, recuperarán el equivalente a dos días de las jornadas que estuvieron suspendidas como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Cuatro modalidades de trabajo se aplican en Ecuador por el COVID-19: teletrabajo, reducción, modificación o suspensión de la jornada laboral. En este último caso, unas 28 000 empresas suspendieron la jornada a más de 432 000 empleados. La ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que hay sectores con 30, 40, 50 días de jornadas suspendidas.

Que quien quiera trabajar,¡pueda trabajar! Hay sectores con 30, 40, 50 días de jornadas suspendidas. El trabajo del día lunes compensará dos de esas jornadas pendientes para las instituciones o empresas que así lo decidan. #AEcuadorLoSacamosTodos https://t.co/khkaeo1w7H

Oswaldo Paredes, experto en legislación laboral, consideró que de alguna forma se está contraviniendo la ley de Feriados vigente desde 2016.

"Sería como trabajar horas extras, lo que busca es seguir reactivando la producción pero no me parece que sea lo más apropiado desde el punto de vista técnico, considerando que hay leyes que ya determinan que los feriados son de alguna forma de carácter obligatorio y un derecho adquirido de los trabajadores", explicó.

José Villavicencio, presidente de turno del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), criticó el acuerdo gubernamental. Expresó que el Ejecutivo que debería respetar el Estado de Derecho ha sido el primero en violentarlo. "Hay una Constitución. Hay un Código de Trabajo. Hay leyes. Hay normas. Hay una ley de Feriados que se debería respetar (...) con este Gobierno no se sabe qué va a pasar cuando no respeta sobre todo los derechos los trabajadores...", indicó el dirigente gremial.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, mencionó que se debería expedir un decreto para que se trabaje como un día normal. "Lo que necesitamos en este país es producir y trabajar en estos momentos", mencionó Alarcón. Se mostró de acuerdo con el 25 de mayo sea de actividad laboral.

Paredes agregó que ningún acuerdo ministerial ni reglamento puede estar por encima de una ley. (I)