Si bien el 4 de mayo se iniciará la transición de la etapa de aislamiento social a la de distanciamiento, aquello no implica que las principales medidas de restricción queden abolidas del todo.

Y en esta nueva fase al igual que en la actual, la respuesta de la ciudadanía para acatar las normas de prevención será de vital importancia para evitar un rebrote del coronavirus, coinciden especialistas en el tema.

“Esa decisión se basa en los datos que muestran desaceleración en los contagios, mayor capacidad de hacer pruebas, baja significativa en los servicios de emergencia, bajas en las llamadas de atención al 171 y baja en las atenciones hospitalarias”, dijo el viernes el presidente de la República, Lenín Moreno, durante una cadena nacional.

Con unos 30 proyectos piloto en sector de la construcción se arrancará la reactivación en Ecuador

Publicidad

No obstante, el mandatario precisó que esta transición no significa que la emergencia sanitaria haya terminado. Esta fue declarada el 11 de marzo, luego de conocerse del primer caso importado de coronavirus en el país, el 29 de febrero.

Ante aquello, desde el 16 de abril se declaró el estado de excepción que implica restricción de circulación vehicular (una vez a la semana, según el último dígito de placa) y el toque de queda (desde las 14:00 hasta las 05:00). Ambas medidas se mantendrán aún en la transición.

Con este cambio a la etapa de distanciamiento, el Gobierno apunta a una “ordenada reactivación económica”, actividad que también ha sufrido los efectos de la pandemia del coronavirus con la que hasta el viernes se reportaron 22 719 casos positivos, a escala nacional.

Para Federico Cabrera, epidemiólogo y especialista en enfermedades tropicales del hospital Luis Vernaza, la disciplina de la comunidad jugará un rol importante en esta faceta.

Señaló que aún hay mucha incertidumbre sobre el virus con relación a su comportamiento y el tratamiento, y por eso es importante que las personas mantengan las medidas de prevención como el uso de mascarillas, guantes, alcohol, gel, entre otros insumos.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional dispuso que los cabildos aprueben ordenanzas para el uso de la mascarilla. Con ese lineamiento, el Concejo Cantonal de Guayaquil aprobó el marco legal que obliga a los ciudadanos a usar mascarilla quirúrgica en todos los espacios públicos o privados de concurrencia.

Publicidad

La disposición es obligatoria en parques, plazas, calles, malecones, centros de comercio, almacenes de víveres, transportación, entre otros. Su uso se mantendrá hasta que la norma sea derogada o la terminación de la emergencia sanitaria, estipula la ordenanza.

Cabrera consideró necesario que las personas mantengan una distancia de al menos 2 metros entre sí, con el propósito de evitar el contagio.

El epidemiólogo refirió que al igual que la respuesta ciudadana también es conveniente que las autoridades controlen el cumplimiento de las normas.

Joyce, infectóloga del hospital Roberto Gilbert, mencionó que es indispensable cambiar los hábitos para adaptarse al “modo coronavirus de vivir”.

Dijo que hay que seguir teniendo cuidado con los grupos vulnerables (adultos mayores, personas con enfermedades pulmonares crónicas, hipertensión, diabetes, VIH).

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, señaló ayer que durante esta semana se irán ajustando los detalles para la transición de etapas.

Sin reporte

Cambio de sistema

Por primera vez, en seis semanas ayer no se proporcionaron las cifras de contagios de coronavirus, porque “se está transitando a un modelo automatizado para el reporte de datos”, indicó la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

No suspenden pruebas

Pese a ello no se suspendió la toma de pruebas durante el fin de semana. (I)