A medida que las cifras de contagios y mertes por coronavirus avanza por Latinoamérica, muchos en Centroamérica se preguntan dónde está el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que ha estado ausente durante la emergencia.

La ausencia en público del presidente de Nicaragua, ahora de 74 años y con múltiples enfermedades, ha levantado todo tipo de cuestionamientos sobre su paradero y estado de salud.

Su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, es quien ha estado al frente del Gobierno estos días, pero a Ortega no se lo ha visto en cámara desde hace un mes.

Mientras tanto, Murillo ha recibido críticas por su informalidad para enfrentar el virus, llegando a apoyar una "marcha contra el coronavirus", ha manteniendo los centros de estudios abiertos, sin mayores medidas preventivas como el distanciamiento social. Una muestra de ello es que el fin de semana pasado se realizaron ferias y evento en Managua, así como las celebraciones de la Pascua.

Publicidad

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Clarissa Etienne, ha dicho que le preocupa la falta de medidas y la convocatorios a actos masivos en Nicaragua, según CNN.

En tanto, Human Rights Watch ha calificado la respuesta del gobierno como imprudente y contradictoria con las recomendaciones de los expertos en salud de todo el mundo.

Desde que comenzó la emergecia en Latinoamérica, no ha habido un pronunciamiento oficial de Ortega. Murillo se ha limitado a decir que él está trabajando.

Cierto o no, lo único que se sabe es que Ortega tiene cinco semanas de haber desaparecido de la mirada pública en medio de la emergencia mundial y se estaría resguardando en su domicilio.

Algunos opositores y exaliados han criticado a Ortega por no estar al frente de la situación, mientras otros piensan que debe tener algún problema con sus antiguos padecimientos -que se manejan como un secreto de Estado- para no haber salido, según Reuters.

Hasta el lunes habían nueve casos confirmados, 12 bajo sospecha y un muerto, según cifras oficiales. El ministerio de Salud ha dicho que todos los casos son importados.