Petroecuador anunció que los trabajos en el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y el poliducto Shushufidi-Quito, destruidos por un hundimiento de tierras el 7 de abril pasado, tienen un avance de 20 % y 50 %, respectivamente.

Así lo informó, en una rueda de prensa virtual, el gerente de la estatal petrolera, Pablo Flores. El funcionario también dijo que espera retomar el bombeo de crudo por el SOTE antes del 30 de abril.

Señaló que se ha establecido la nueva ruta para el oleoducto, a una distancia de 1,7 km del hundimiento, que destruyó el SOTE, el poliducto Shushufindi-Quito, y el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), este último manejado por empresas privadas.

Paralelamente, Petroecuador cumplirá entre el 14 y 16 de abril con la última entrega posible de efectuar con el stock que existía en la terminal de almacenamiento Balao a los clientes internacionales. Y tras esta entrega se hará efectiva la cláusula de fuerza mayor para al menos 10 cargamentos (6 de crudo Oriente y 4 de Napo), que quedarían pendientes.

Asimismo, sobre los daños sufridos en la Refinería de Esmeraldas por un apagón eléctrico en el sistema interconectado, Flores dijo que se buscará reactivar a la Unidad FCC de la Refinería de Esmeraldas, tratando de empatar con la fecha de reparación del SOTE. Pese a que la reparación total de la refinería quedaría para meses posteriores, se ha logrado conseguir un repuesto del compresor que serviría de manera temporal para que la refinería retome actividades en un 65 %.

Dentro de las difíciles condiciones que experimenta actualmente el sector petrolero, Flores dijo que Ecuador tiene la ventaja, al momento, de tener contratos de largo plazo, que permiten que se pueda colocar el crudo de manera estable. Añadió que las condiciones del mercado hacen que la colocación o venta del crudo a nivel mundial sea difícil por la falta de demanda, debido a los impactos del coronavirus.

Por otra parte, el gerente de Petroecuador explicó que los ductos tienen una póliza de seguros que cubrirá los daños.

En el caso del SOTE, cubre desde Lago Agrio a Balao por $116 millones. En el caso del poliducto tiene una cobertura de $38 millones. El deducible es de $500 000.

160 tubos de 12 metros se han movilizado hasta el sector donde se realiza la reparación del SOTE. (I)