Publicidad

En España temen por nuevos casos de COVID-19 tras retomar labores

10 millones de mascarillas se reparten en puntos estratégicos. El Gobierno tomó la decisión de reactivar sectores con el refuerzo de medidas de protección.

MADRID. Miembros de Protección Civil distribuyen mascarillas a personas que salieron a las calles para retomar actividades. Foto: redaccion

Desde las seis de la mañana de ayer en las diferentes estaciones del metro de Madrid y en puntos estratégicos, personal de la Policía Municipal, Nacional y voluntarios de la Cruz Roja y Protección Civil empezaron a entregar mascarillas a todo el que transite, como medida de precaución y cumpliendo el anuncio del Gobierno español sobre el reparto de 10 millones de mascarillas.

Unos 300 000 trabajadores no esenciales recibieron permiso para regresar a sus puestos y algunos han vuelto a hacer uso del transporte público, que durante estas cuatro semanas de confinamiento ha registrado mínimos de afluencia históricos, registró El Diario.

“Hay gente que se entera de que estamos repartiendo (mascarillas) y bajan a coger aunque no usen el metro”, reconoce un policía, y dice que en su mayoría los pasajeros llevan su propio equipo de protección y que no pueden obligarlos a cogerlas ni a que se las pongan.

“Me fío más de la mía”, dice Junior, un empleado que se dirige a la empresa donde trabaja y prefirió no tomar la mascarilla que le daban los agentes.

Publicidad

Como el caso de Junior se presentaron muchos otros, sobre todo de trabajadores de sectores como la industria y la construcción, que estuvieron paralizados por dos semanas.

Las autoridades españolas están permitiendo que algunas personas regresen a sus trabajos, pero el ministro de Salud, Salvador Illa, advirtió que el Gobierno actuará con suma cautela para autorizar a los demás sectores.

El ministro explicó que las evidencias científicas serán la base para cualquier decisión sobre regreso al trabajo y añadió que por ahora no se fijará una fecha para la reanudación de actividades y que las medidas de confinamiento en el país, de unos 47 millones de habitantes, continúan igual al menos hasta el 25 de abril.

España, el tercer país más castigado por el virus, registró en las últimas 24 horas 517 fallecidos, con lo que suma 17 489 muertos y observó un descenso en los contagios diarios, el más bajo desde el 20 de marzo, y cuya cifra total es de 169 496.

Escuelas, universidades, salas de espectáculos y deportes seguirán cerradas y las autoridades piden permanecer trabajando desde casa.

Pese a la reanudación de actividades en estos primeros sectores no esenciales, el Gobierno insiste en que España no está en fase de disminución de medidas de contención; sin embargo las críticas no se hicieron esperar.

Publicidad

MADRID. Pasajeros del tren de la estación de Atocha se desplazan a cumplir con sus labores en compañías que empezaron a reanudar operaciones tras dos semanas de paralización.

El Gobierno de Cataluña considera una “imprudencia” y una “temeridad” relajar el confinamiento. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sembró dudas sobre la estrategia de Sánchez y pidió que aclare a detalle las medidas que se seguirán tomando y agregó que otra ola de contagios “sería imperdonable”, publicó El País.

“Nadie sabe si prolongar estos cinco días más va a tener un enorme beneficio o si pesará más el impacto económico. Ninguna decisión puede ser fija y radical”, dice Toni Trilla, médico epidemiólogo y miembro del comité científico que asesora al Gobierno.

No obstante, otros expertos dicen tener dudas. La viróloga del Consejo de Investigaciones Científicas Margarita del Val tildó de “precipitada” la reanudación de la actividad, al igual que los sindicatos sanitarios.

“Seguimos a ciegas. Se va a hacer una desescalada del confinamiento sin saber cuánta gente está afectada ni cuántos asintomáticos hay. Puede haber un brote en cualquier momento”, lamentó María José Campillo de la Confederación de Sindicatos Médicos. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?