Publicidad

Guillermo Lasso: A la fecha tenemos $9 millones para equipos, insumos y test

El Fideicomiso Salvar Vidas EC, que lidera el exbanquero Guillermo Lasso, destina sus recursos a dos áreas en la mitigación del coronavirus.

Guillermo Lasso, líder de CREO y excandidato presidencial Foto: redaccion

El Fideicomiso Salvar Vidas EC, que lidera el exbanquero y excandidato presidencial Guillermo Lasso, destina sus recursos a dos áreas en la mitigación del coronavirus o COVID-19: la compra de insumos médicos para centros de salud y financiamiento para investigación científica.

¿Cómo surgió la iniciativa?
Surge de la inquietud de un grupo de personas de buena voluntad. Se trata de un fideicomiso que nace con la donación del Banco de Guayaquil por $5 millones; y a la fecha tenemos $9 millones en donaciones comprometidas. Tiene el objetivo de adquirir equipos e insumos médicos para dotar de ellos al sistema de salud del Ecuador. Hasta la fecha hemos adquirido cerca de $3 millones en equipos.

¿Qué tipo de equipos?
Son 5000 respiradores de un solo uso, adquiridos en Estados Unidos, que llegarán (por partes) hasta el 30 de mayo; 55 respiradores mecánicos de alta complejidad (25 ya entregados a la clínica Kennedy); 24 respiradores no invasivos; 500 kits desechables de mangueras y otros implementos; 100 monitores cardiacos (la mitad llegará en 12 días y el resto en 30); y 100 bombas de infusión. Además, se están financiando dos proyectos de investigación: adquirimos 100 ventiladores mecánicos que fabrica la Espol, con el compromiso de que en el caso de que funcionen serán 1000; y trabajamos con estudiantes de la UDLA que en alianza con la Cruz Roja Ecuatoriana están desarrollando procedimientos para el tratamiento del coronavirus con plaquetas extraídas de personas que superaron la enfermedad.

¿Qué instituciones recibirán estos equipos?
El Ministerio de Salud Pública, Solca, el Municipio de Guayaquil, la Junta de Beneficencia y la Policía.
También se necesitan medicinas... Estamos haciendo gestiones para adquirir plaquinol. El fabricante solo quiere vendérselo a los gobiernos, no a empresas u ONG; esto es, dicen, para evitar los especuladores. Adelantamos gestiones para que el Gobierno ecuatoriano le pida a la empresa que lo venda al fideicomiso. Además, en el directorio se planteó la necesidad de adquirir los test para detectar el virus; se debieron hacer 5000 diarios y solo llegan a los 400, necesitamos el inventario de los infectados para que hagan cuarentena y eviten contagiar al resto, y los que no lo tienen puedan incorporarse a sus trabajos y prender nuevamente la máquina del sector productivo.

Publicidad

¿No es muy pronto para hablar de reactivar los negocios? En otros países, como China, se tardaron tres o cuatro meses. Nosotros recién llevamos un mes de emergencia.
Dios quiera que podamos hacerlo en el menor tiempo posible porque una de mis mayores preocupaciones son esos 4,5 millones de ecuatorianos que viven en la informalidad, subempleo y desempleo. Penosamente esta crisis sanitaria va a generar la pérdida de al menos 500 000 empleos hasta fines de año y de ahí la necesidad de que desde ahora nos pongamos a pensar cómo será el Ecuador después del COVID-19.

¿De dónde saca esa cifra?
Es un cálculo en la Fundación Ecuador Libre.

¿Cómo funciona el fideicomiso?
Tiene una estructura mínima: fundadores, directorio, un director ejecutivo, un asesor legal y otro de comunicación. Contamos con una Comisión Técnica, integrada por los doctores Alfredo Borrero, Armando Mosquera y Eduardo Herdocia, que evalúa los equipos a comprar. El director ejecutivo ha elaborado listado de equipos y proveedores, y cada vez que se presenta un pedido de las instituciones se los solicita a aquellos. Todo en coordinación con el Ministerio de Salud. Cabe recalcar que el fideicomiso tiene a Price Waterhouse como auditor interno y al final se entregará un balance de dinero y compras.

¿Por qué cree usted que el sistema de salud ecuatoriano no soportó la carga de enfermos?
Es lamentable, pero antes del coronavirus el país ya vivía una crisis económica y también institucional; no se han priorizado temas fundamentales como la salud, se nos dijo que se habían construidos hospitales pero no tenían médicos; se dijo que habían contratado médicos pero no había equipos... Lo que había eran solo edificios y ahora al vuelo y con urgencia hay que equiparlos. Más allá que todos los países del mundo han visto desbordados sus servicios de salud, a los países pequeños esto les ha golpeado más. Es una lección para exigirles a los políticos que hagan obras de verdad y no de relumbrón.

¿Cómo pueden hacer donaciones los ciudadanos?
A través de la página web del fideicomiso www.salvarvidas.ec cualquier ciudadano puede hacer su contribución inmediatamente.

¿Se pueden considerar estas acciones como campaña electoral?
Soy político y he dicho que quiero ser presidente, pero ahora estoy dedicado a salvar vidas. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?