A siete días de que el sector comercial cerrara sus puertas debido a la emergencia sanitaria y toque de queda declarado por el Gobierno para combatir el coronavirus, este sector calcula pérdidas por alrededor de $386 millones en esta primera semana de inactividad.

Así lo afirma el presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Pablo Arosemena, quien adelantó que las pérdidas podrían llegar a los $884 millones en las próximas tres semanas.

“Actualmente las tiendas de barrio y supermercados están sosteniendo el comercio. Los restaurantes que trabajan puertas adentro con las plataformas de servicio a domicilio también están aportando. Sin embargo, algunos negocios de comida ya están agotando sus reservas”, lamenta Arosemena, quien señala que es importante aportar liquidez a estos negocios, por lo que desde la Cámara se impulsa una iniciativa para apoyar a estos establecimientos.

Esa iniciativa, explica, consiste en que las empresas grandes que venden a crédito a empresas pequeñas pueden flexibilizar los pagos para que logren mantenerse y pagar al personal en busca de que los hogares no se vean afectados. Y adelanta que ya hay empresarios que han manifestado su voluntad de apoyar, aunque prefiere no revelar nombres para no generar expectativa.

Publicidad

En tanto, la Cámara y la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador solicitaron a las autoridades una pausa en el pago de impuestos y aranceles, tales como el impuesto a la renta, el impuesto al valor agregado (IVA), aranceles en materias primas, capitales y bienes de servicios y del impuesto a la salida de divisas para las importaciones.

Con esto, según Arosemena, se dará oxígeno al comercio y a la vez se salvarán empleos y se apoyará al sector productivo.

En tanto, solo farmacias y negocios de venta de víveres y productos de primera necesidad; y entidades financieras pueden abrir durante la emergencia, incluso en los centros comerciales que han visto disminuida su actividad. Por ejemplo, CityMall, Mall del Sur, entre otros, anunciaron el lunes, al igual que en días anteriores, que solo atienden las cadenas Fybeca y Megamaxi desde las 08:00 hasta las 14:00.

Leticia García, gerente de marketing de Mall del Sur, confirmó que la atención solo se da en los locales de necesidades básicas como alimentos, medicinas y requerimientos financieros, en los horarios que respeten el toque de queda de la provincia.

"Todo nuestro esfuerzo se ha volcado a precautelar que cada cliente que llega cumpla con las medidas de seguridad ampliamente difundidas", sostuvo le gerente, quien aseguró que no llevan un registro del tráfico de visitantes debido a la condición especial, y a la vez recomendó a los clientes que se mantengan en sus hogares y que sus salidas sean para algo estrictamente necesario, siguiendo el protocolo de seguridad, solo un persona por familia, usando guantes y mascarillas y respetando la distancia de 1 metro mínimo con otra persona.

Patricia Herrera, gerente de mercadeo del Citymall, señaló que han aplicado un plan especial de trabajo para poder atender a los clientes que acuden al centro comercial a las cadenas de Fybeca, Megamaxi y las entidades financieras. "Nos mantenemos alerta todos los días para adaptarnos a las situaciones cambiantes, siempre apegados a lo que manda el Gobierno Nacional. A través de nuestras redes estamos en continua comunicación con nuestros clientes para que estén enterados de los horarios", manifestó Herrera.

Compartimos información actualizada sobre nuestro cliente #CityMall. De acuerdo a las disposiciones del Gobierno Nacional da a conocer el horario de atención en Megamaxi, Fybeca y entidades bancarias del día de hoy lunes 23 de marzo. https://t.co/Zrt18Yl66O pic.twitter.com/HGPjqgzwZv

La situación es similar en el Village Plaza, de Samborondón, según indicó la gerente de mercadeo, Natalia Tamariz. "Estamos optimistas de que el Ecuador y todo el mundo irá saliendo de esta crisis y que volveremos a encontrarnos con nuestros clientes, teniendo en cuenta sus nuevas preocupaciones y siempre sus necesidades e intereses", sostuvo.

.