El ministro de la Producción, Iván Ontaneda, describió ayer la afectación económica por el coronavirus. Dijo que el sector exportador y el turismo son quizá los más afectados por la crisis “porque los mercados internacionales se han cerrado, los mercados en China, en Europa, en Estados Unidos, que son nuestros socios, han cerrado muchas plantas de producción; los consumos han bajado, las órdenes de compra han bajado. Y eso ha ocasionado mediante una cascada un efecto de iliquidez”.

Algunos sectores afectados son flores, banano, cacao. En este último sector, el precio por tonelada ha caído $700.

En el sector turismo, el viceministro de Turismo, Ricardo Zambrano, indicó que se analizan tres escenarios: paralización de la industria 30 días, 60 días y 90 días.

La afectación al turismo sería de unos $150 millones, si por la emergencia por el coronavirus hay paralización de un mes.

Publicidad

Si es de dos meses, la pérdida sería de $345 millones. Este impacto no solo sería por el turismo receptivo y por la falta de ingreso de divisas, sino por el próximo feriado de Semana Santa, previsto para abril.

Si es de tres meses, la cuantificación del impacto es de $540 millones de pérdidas.

Zambrano agregó que están trabajando en tres etapas: de cuantificación, de recuperación y de reactivación del sector turístico. Dijo que es una proyección y que no se sabe cuánto va a durar la emergencia.

Agregó que la recuperación del sector dependerá de cada uno de los escenarios y se relaciona con generar incentivos financieros, crediticios, laborales y de promoción.

Por otra parte, Ontaneda dijo que está garantizado el tránsito de sectores como alimentos, exportación e importación. Se están afinando los mecanismos ante inconvenientes con autoridades como Policía y Fuerzas Armadas, por salvoconductos para la circulación.

El ministro aseguró que se han creado protocolos de bioseguridad de las diferentes cadenas productivas como supermercados, tiendas, agroindustria.

Impuesto a la renta

La noche del pasado martes, el presidente Lenín Moreno reiteró que diferirá, a seis meses, el pago del impuesto a la renta (IR) de abril, mayo y junio, para los sectores turístico, exportador y de pequeños contribuyentes. La aplicación de esta medida depende de un decreto ejecutivo. (I)