El mismo día que el presidente Nayib Bukele anunció el primer caso de coronavirus en El Salvador, también se conocieron las medidas que decidió su gobierno para atender las afectaciones por el COVID-19.

El caso detectado es de un hombre que viajó desde Italia. El Salvador fue el primer país latinoamericano que cerró sus fronteras para evitar la propagación de la pandemia.

"Se suspende el pago de las facturas de energía eléctrica, agua, televisión por cable, internet, pagos de préstamos y tarjetas de crédito por los próximos tres meses, anunciaron las autoridades económicas del gobierno de Nayib Bukele.

Se pagarán en un plazo de dos años sin afectar la calificación crediticia, explicó el Ministro de Hacienda.

"Se suspende el pago de las facturas de energía eléctrica, agua, televisión por cable, internet, pagos de préstamos y tarjetas de crédito por los próximos tres meses, se pagaran en un plazo de dos años sin afectar la calificación crediticia", Ministro de @HaciendaSV, @Nelfuent. pic.twitter.com/C7eNMvQYDZ

Personas que pierdan su trabajo, trabajadores por cuenta propia, micro y pequeñas empresas que hayan bajado considerablemente sus ventas, artistas, odontólogos, restaurantes, comedores, atletas, gimnasios, personas en cuarentena y futuros enfermos o varados en el extranjero, serán parte de los beneficiados.

En su cuenta de Twitter, Bukele enfatizó que estas medidas son aplicables únicamente para las personas naturales y jurídicas que se vean directamente afectadas por la pandemia del COVID-19. Seamos responsables y si podemos pagar los servicios, hagámoslo, instó a sus connacionales.

Además, a partir de marzo se dará un bono de $150 dólares mensuales, a todos los empleados del Gobierno que trabajan en el Ministerio de Salud y que se han visto volcados a atender los casos de contagiados. (I)