Mediante una rueda de prensa, la presidenta de Bolivia Jeanine Áñez anunció la suspensión de clases hasta el 31 de marzo ante el brote de COVID-19 que afecta la región y la declaratoria de pandemia por parte de la Organización Mundial de Salud (OMS).

"La llegada del coronavirus a Bolivia era inminente, desde aquí llamo a la tranquilidad y la calma a todos los bolivianos", dijo en su alocución.

Debido al #coronavirus #covid19 en #Bolivia

Además de la suspensión de clases, el Gobierno decidió prohibir todos los vuelos desde y hacia Europa desde el sábado. Se creará un gabinete especial para la atención a la enfermedad y en Santa Cruz se habilitará una infraestructura pública para casos de coronavirus.

Todas las personas que ingresen a Bolivia por cualquier frontera serán controladas bajo protocolo de atención médica. A nivel interno se prohibió la realización de eventos masivos.

Áñez también señaló que controlarán e impedirá la subida de precios de productos de salud. (I)