Jardines verticales, muros y techos verdes; energía generada por las olas, aviones eléctricos, filtros para separar los microplásticos, nuevas aplicaciones, tecnologías e ideas se difunden en el mundo para cuidar nuestro hogar, la Tierra.

Green City Solutions

Es la propuesta de una empresa alemana, crear paneles con diferentes tipos de musgo que actúan como un filtro de toxinas ambientales y ya se han instalado en diferentes ciudades de Europa.

En su sitio web exponen que dado que los espacios urbanos están cada vez más expuestos a la contaminación ambiental, han desarrollado técnicas para implementar estos paneles que recrean microclímas específicos y luego pueden medidas el impacto ambiental.

Los diferentes tipos de musgo se unen a las toxinas ambientales, como las partículas y los óxidos de nitrógeno, al tiempo que producen oxígeno, explican. Además, estos almacenan grandes cantidades de humedad, creando un efecto de enfriamiento de su alrededor.

Publicidad

Alice

En 2019 se presentó el prototipo del primer avión comercial completamente eléctrico. Fue bautizado como ‘Alice’ y se espera que entre en servicio en el año 2022.

La empresa israelí Eviation dijo a la cadena británica BBC que la aeronave podrá transportar nueve pasajeros en un trayecto de hasta 1.040 km de distancia y a 440 km/h.

Cuenta con tres hélices orientadas hacia atrás, una en la cola y dos en la punta de las alas para contrarrestar los efectos del arrastre.

Kass Filter

De acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), cada año llegan 32 millones de toneladas de microplástico a la naturaleza. La organización internacional WWF dice que el 35% de los microplásticos que llegan al mar provienen del lavado textil.

Ante estas cifras, un grupo de investigadores trabaja para implementar un filtro con agujeros de menos de una centésima de milímetro, perforados con láser, para evitar que los microplásticos lleguen a los ríos y océanos.

Los desarrolladores detallan en su sitio web que estos filtros están pensados para implementarse inicialmente en plantas de tratamiento de aguas residuales y luego adaptarse para probarlas en limpieza de alcantarillas e incluso esperan evolucionar a diseños para uso en los hogares.

Too Good To Go

Un tercio de la comida producida en el mundo termina en la basura. Para hacer frente al problema del desperdicio de los alimentos, nacen aplicaciones como Too Good To Go.

Esta herramienta digital permite que los establecimientos ofrezca, a menor precio, su comida en buen estado que ya tiene pocas posibilidades de venderse (porque ya van a cerrar o porque alguien no recogido su pedido, por ejemplo). Es usada por 42.482 establecimientos en Europa, según su sitio web.

Estas y muchas otras ideas se desarrollan en el mundo en pro de la conservación internacional. Diferentes organismos internacionales apoyan las iniciativas ambientales. Si tienes una propuesta para cuidar el planeta, ponla en práctica. Es más fácil de lo que crees, vamos a convertir nuestro universo en un EcoUniverso. (F)