Desde el ataque de Angostura (2008), Ecuador ha intentado estructurar sin éxito un sólido Sistema Nacional de Inteligencia (SNI) que permita identificar, anticipar, prevenir, evitar y desactivar las amenazas y riesgos que puedan afectar a la seguridad integral del país.

Entonces, el expresidente Rafael Correa creó la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) para “contar con una estructura que involucre al nivel político estratégico nacional” en el 2009. Ahora, se denomina Centro de Inteligencia Estratégica (CIES).

Pero, desde su creación hasta la fecha, tres hechos más mostrarían que el país aún no está preparado en esta área. Con Senain activa, el gobierno de Correa se vio sorprendido por la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010 y, en el 2018, el gobierno de Lenín Moreno afrontó la crisis de seguridad en la frontera norte con atentados, secuestrados y asesinados.

Al respecto, el Plan Específico de Inteligencia 2019-2030 señala que se evidenciaron los problemas de coordinación institucional del SNI y la Senain no logró consolidarse como ente rector. Además, se evidenció que la información generada por los organismos de inteligencia estaba desarticulada.

Publicidad

Para el 21 de septiembre de 2018, la Senain es eliminada por Moreno y se crea el CIES como “ente rector del SNI”, por la “falta de institucionalidad”, mostrada durante la existencia de la Secretaría. 

El cambio de nombre suponía una reestructuración y fortalecimiento del ente rector, pero lo ocurrido en las calles del país del 3 al 13 de octubre demostró que el SNI todavía no está preparado. Cuando el país volvió a la calma, el propio presidente Moreno no tardó en reconocerlo, en más de una ocasión: “Inteligencia falló”. 

Y ahora, las voces oficiales han utilizado la palabra “insurgencia” para describir lo ocurrido en estos días. El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, inclusive, dijo que el Ministerio ya tiene una “directiva para afrontar la insurgencia en el país” desde la semana pasada.

Ni desde los ministerios de Gobierno o Defensa, ni desde las Fuerzas Armadas o la Policía se ha mencionado al CIES.

Publicidad

Para el exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Paco Moncayo, lo que no tenemos es un Sistema Nacional de Seguridad (SNS) en general, no solo un Sistema Nacional de Inteligencia, que es como el “corazón” del primero. “Hay que reinstitucionalizar el SNS y hay un proyecto de Ley en la Asamblea... Ahí se solucionan los temas estructurales... La inteligencia nacional no es el  órgano de planificación de la seguridad, es un área en la toma de decisiones... es un subsistema del sistema de toma de decisión”, explicó Moncayo.

El exjefe de Inteligencia Militar Mario Pazmiño coincide en que hay que reestructurar el sistema, pero, en el caso de Inteligencia, también “depurarlo” porque entre sus funcionarios hay parte comprometida con el correísmo. Además, cambiarse de dirección que no funciona.

Moncayo y Pazmiño coinciden que Correa desarmó el SNS bajo el argumento de que se le informaba todo a Estados Unidos, lo cual era mentira. 

Pazmiño considera que hay una falla en la colección de información que los organismos de inteligencia están generando, los subsistemas de inteligencia (militar, policial y otros) funcionan, pero si no hay una cabeza que haga una dirección adecuada, no se activan adecuadamente y actúan por separado. “No se realiza el levantamiento de escenarios prospectivos que sirven al presidente para tener una visión clara a qué se va a enfrentar, qué acciones puede tomar, eso es vital en el proceso de inteligencia, si no hay eso, estamos fregados”, dijo Pazmiño.

Publicidad

Otros aspectos en seguridad

En el gobierno de Lenín Moreno tres personas han desempeñado las funciones de director del ente rector de Inteligencia. El coronel del Ejército Jorge Costa, el comunicador y diplomado en Gobernabilidad Marlo Brito, y el actual director el abogado Ricardo Luque Nuques.

El Ejecutivo presentó a la Asamblea el proyecto de Ley de Código Orgánico de Seguridad del Estado que plantea una reestructuración de la Seguridad Nacional y que pone a Inteligencia como órgano asesor del Sistema de Seguridad del Estado. Fue presentado en octubre del 2018 y hasta ahora no cuenta con un primer informe.

Desde las manifestaciones, la Presidencia reforzó la seguridad: un arco y barras que recorren el cuerpo para detectar metales, chequeo de bolsos y carteras y “la técnica”, inspección con canes son las acciones implementadas con presencia militar. (I)