La movilización indígena se mantendrá hasta que el presidente Lenín Moreno derogue el decreto 883, con el que se eliminaron los subsidios a la gasolina extra y al diésel.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, confirmó que este jueves continuarán con marchas y protestas en Quito, hasta que el régimen revise la medida económica.

Miles de indígenas y campesinos se movilizaron este miércoles en Quito, desde el parque El Arbolito hasta los los alrededores de la Presidencia de la República sin lograr alcanzar su objetivo.

Publicidad

En la tarde, el secretario de la Presidencia, José Agusto informó que las Naciones Unidas en Quito, y la Conferencia Episcopal podrían ser los mediadores de un posible diálogo con el movimiento indígena, para terminar con las protestas. 

Agusto incluso confirmó que tras el inicio de estas conversaciones, que se realizan por separado, la Conaie se movilizó sin plegarse al paro de los sindicalistas y tomaron rutas para la caminata con las que evitaron enfrentamientos con la Policía Nacional.

Pero Vargas, en declaraciones la noche de este miércoles,  negó que se trate de un diálogo, y al contrario advirtió que las medidas de hecho continuarán.

Publicidad

"Lo único que pedimos, es que las Naciones Unidas llamen al presidente y pare la represión; además, pedimos la libertad de los compañeros que fueron apresados. Nos dijeron que si había la posibilidad de dialogar, y dijimos no", zanjó el dirigente.

El presidente Lenín Moreno, en cambio sí habló de avances en el diálogo. "He venido a la ciudad de Quito con el fin de extender mi mano y poderles manifestar que ya tenemos primeros buenos resultados con respecto al diálogo", manifestó. "Estamos obteniendo los mejores resultados del diálogo con los hermanos indígenas", agregó Moreno sobre los contactos que se desarrollan con la mediación de las Naciones Unidas y la Iglesia católica.

Publicidad

La Conferencia Episcopal también informó que ya se han iniciado diálogos exploratorios entre el Gobierno y los sectores sociales, en la sede de las Naciones Unidas, en la ciudad de Quito, el 8 de octubre y aclaró que el proceso se encuentra aún en construcción.

Que derogue decreto 883

Vargas ratificó que el diálogo lo harán "siempre y cuando se derogue el decreto".

Según Vargas ellos "no negociarán con la sangre del pueblo", y seguirán con las acciones.

Publicidad

Hemos declarado un paro indefinido y eso quiere decir hasta las últimas consecuencias; es decir "hasta que el gobierno deje sin efecto el decreto 883".

La tarde de este miércoles los enfrentamientos entre la Policía y los protestantes no cesaron. 

Para desalojarlos de los alrededores del parque El Arbolito, la Policía lanzó decenas de bombas lacrimógenas para salgan del lugar.

Luego se trasladaron a las universidades Salesiana y Católica para descansar.

Pero a altas horas de la noche se informó que la Policía Nacional había lanzado bombas al interior de la Universidad. (I)