Una planta lechera y al menos 17 florícolas han sido atacadas de manera violenta por quienes apoyan la paralización en contra de las medidas económicas.

Los manifestantes, armados con palos y piedras, recorrieron las principales calles del centro de Latacunga. Obligaban a cerrar los negocios. Llegaron a las instituciones públicas para solicitar que se cierren los servicios y pedir a empleados que se sumen a las movilizaciones.

Alrededor de las 09:45, varias decenas de campesinos en la zona de Lasso, Cotopaxi, irrumpieron violentamente en la planta lechera de Parmalat. De acuerdo con Carla Ortiz, del departamento de marketing de la empresa, en ese primer momento ingresaron con palos y robaron fundas de leche y amenazaron a los trabajadores, increpándolos sobre porqué habían ido a trabajar y no apoyaban el paro. En una segunda irrupción, incluso han herido a algunos trabajadores.

Según Ortiz, desde la empresa se ha optado por dejar que se lleven lo que quieran, para así proteger la integridad de sus colaboradores. Explicó la funcionaria que al momento no hay ninguna protección militar ni policial en la zona, por lo que solicitaron una urgente acción del Gobierno. Los desmanes quedaron registrados en videos.

También ataques a florícolas

De la misma manera, Alejandro Martínez, presidente de Expoflores, explicó que al menos 17 florícolas, 15 de la zona de Cotopaxi y 2 de Cotacahi, han sido agredidas por los manifestantes. “Se trata de una situación muy grave”, dijo, al tiempo de pedir urgente resguardo de la fuerza pública.

Comentó Martínez, que desde la mañana, los manifestantes ingresaron a dichas fincas y obligaron a quienes habían ido a trabajar, a salir y a participar en las protestas. “Se los llevaron en camiones”, dijo. De estas agresiones también hay fotografías y videos que ya están en manos de las autoridades. Para Martínez, el Gobierno debe intervenir de manera precisa, y según su opinión, ya las vías del diálogo están agotadas. (I)