Actualizado a las 18:56

Con la presentación de la legisladora Ximena Peña, presidenta de la comisión de reformas al código penal, quien realizó un detalle de lo tratado se desarrolla la sesión N° 611 en que la Asamblea Nacional que somete a votación el proyecto de reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP).

La despenalización del aborto por violación; la producción, comercialización, distribución, uso y consumo del cannabis ; el comiso sin sentencia; la incautación de bienes; y, la posibilidad de mostrar el rostro de los delincuentes, entre otros, son los temas más polémicos de este proyecto que recoge 129 reformas al COIP, cuyo trámite se remonta a septiembre de 2015, cuando se presentó el primer proyecto. 

Para la tarde, se tienen previstas varias manifestaciones de los colectivos pro vida y pro aborto, en las inmediaciones de la Asamblea, para lo que ya han comenzado a agruparse.

Publicidad

La propuesta de la Comisión de  Justicia, encargada del análisis y elaboración de informes, recomienda la votación en seis partes dejando de lado los temas polémicos que serán separados para la votación. 

¿En qué casos despenalizar el aborto?

En lo relacionado al aborto, el texto final, recomienda que no será punible el aborto cuando se ha practicado para evitar un peligro para la vida o salud de la mujer embarazada y si este peligro no puede ser evitado por otros medios.

También se despenaliza el aborto cuando el embarazo es consecuencia de una violación, violación incestuosa;y, si el embrión o feto padece una patología congénita adquirida o genética incompatible con la vida extrauterina independiente, en todo caso de carácter letal.

Para el caso del aborto por violación será necesario que el tiempo de embarazo no supere las catorce semanas de gestación y no se requerirá la preexistencia de una sentencia o resolución, bastará con la afirmación de la víctima ante el personal médico. Esta afirmación se convertirá en noticia criminis para que se lo investigue por parte de las autoridades competentes.

En el caso de que la víctima sean niña o adolescente, no se requerirá de autorización por parte de sus progenitores, curadores o representantes legales para la práctica del aborto bajo el supuesto previsto en el numeral dos de este artículo. Para el efecto, el Estado proveerá acompañamiento necesario para que su decisión sea libre e informada. (I)