Las visitas a la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil, se cancelaron al menos por este sábado, debido a un amotinamiento protagonizado por internos de ese centro de rehabilitación social.

Los agentes de la Policía Nacional usaron sus motocicletas para generar un sonido similar a las de los disparos y otros uniformados montados a caballo intervinieron para tranquilizar a las mujeres que estaban incinerando llantas y lanzando piedras por la suspensión de las visitas.  

El coronel Carlos Mera, jefe subrogante del Distrito Metropolinato de Guayaquil, explicó que en una requisa rutinaria los internos intentaron atacar a los uniformados con armas blancas y piedras, también quemaron colchones. Sin embargo esto logró ser controlado por el contingente policial en la Penitenciaría.

El jefe policial confirmó que existen varios internos heridos por lesiones en la cabeza. Pero se descartó que haya muertos. 

Producto de los incidentes la vía a Daule permaneció cerrada por al menos unos 20 minutos. (I)