Guayaquil es el centro del cultivo del camarón en el mundo. Lo dice el vocero de la empresa guayaquileña Industrial Pesquera Santa Priscila, líder en ingresos por ventas en el sector de la agricultura, ganadería y pesca del país con $ 534 millones en el 2018.

Según la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, 48% de las primeras 25 firmas del país de este sector se localizan en Guayaquil.

En el top 10 de ventas, en cambio, Guayaquil representa el 40% de este sector, y si se incluye a Durán –como el Gran Guayaquil– esa participación sube al 80%.

Publicidad

Santa Priscila también encabeza el listado de empresas de Guayaquil por utilidades con $ 23 millones y en exportaciones está presente en mercados como EE.UU., Europa y Asia.

Tuvo un modesto origen en los años setenta en Machala, y fue hasta mediados de los ochenta, al ser adquirida por un guayaquileño, que se instaló del todo en Guayaquil e incluyó procesos como producción, maduración, empaque, fábrica de balanceados; esta última la desarrolla en sociedad con el grupo peruano Nicovita.

“Guayaquil es el epicentro comercial, industrial y agrícola, es uno de los puntos de una cuenca agrícola más importante de Sudamérica”, dice el vocero, y destaca que fue la primera camaronera en superar la mancha blanca que azotó a la industria en los noventa. La estrategia fue seleccionar sobrevivientes y luego sustituir los antibióticos por probióticos, “que es lo que hace hoy todo el país”. “La industria nace aquí porque la larva salvaje de esa época desahogaba en la zona del río, en los esteros y los brazos de Guayaquil; nace en 1976 con una tecnología propia”.

Publicidad

Santa Priscila tiene 4 plantas, 3 de ellas en Guayaquil y genera 10.000 empleos directos.

En este mismo sector, Rey Banano del Pacífico (Reybanpac) lidera el primero y segundo lugar en los indicadores de activos ($ 403 millones) y de ingresos por ventas en el 2018 de Guayaquil ($ 196 millones).

Publicidad

Su vicepresidente, Vicente Wong, indica que en sus inicios la empresa, fundada el 19 de septiembre de 1977, fue abriendo mercados donde el banano ecuatoriano no estaba y hoy son grandes destinos de exportación, como el europeo, exigentes en calidad, valor agregado, y que le han dado a la compañía estabilidad y crecimiento.

Dice que el espíritu emprendedor de su fallecido padre, Segundo Wong, se mantiene en la empresa en esa búsqueda de nuevos espacios, diversificar e implementar tecnología e investigaciones con la academia en el campo agrícola.

Hoy las principales líneas de negocio de Reybanpac son el banano, lo forestal y la palma africana. Cuentan con 7.000 hectáreas de banano en Los Ríos y Guayas; y 1.698 hectáreas netas de palma africana.

En el 2018, las exportaciones de cajas de banano alcanzan los 27 millones entre producción propia y contratos con productores locales.

Publicidad

Wong señala que tienen inversiones en la costa y destaca a Guayaquil como una ciudad interesante para estar y hacer negocios. “Hablar de Guayaquil es sentirse muy orgulloso por sus avances en servicios e infraestructura”. (I)