El presidente de la República, Lenín Moreno, declaró esta noche el estado de excepción el Sistema de rehabilitación social a nivel nacional. El objetivo, según el artículo 1 del Decreto Ejecutivo 741, es "atender las necesidades emergentes de dicho sistema a fin de precautelar los derechos de las personas privadas de la libertad como grupo de atención prioritaria...". 

Dispone, además, la movilización hacia las cárceles del país de las Fuerzas Armadas y la Policía para, en el marco de sus competencias, ejecutar acciones necesarias que permitan mantener el orden y "prevenir acontencimientos de violencia  en el interior de los centros de rehabilitación social a nivel nacional...". 

Moreno también suspendió el derecho de inviolabilidad  de correspondencia, libertad de información y libertad de asociación y reunión. Asimismo, dispuso las requisiciones en casos de extrema necesidad. 

En las últimas semanas se han registrado varios crímenes en el interior de las cárceles. (I)