En la Superintendencia de Comunicación (Supercom) el personal está dedicado a hacer informes referentes a la liquidación de esta institución.

Las reformas a la Ley de Comunicación se publicaron en el Registro Oficial y están vigentes. Una de sus transitorias establece el cierre de la Supercom en un plazo de 180 días.

El superintendente (e), Édison Toro, inició la coordinación con los ministerios de Finanzas y de Trabajo, Inmobiliar, el Archivo Nacional y el Consejo de Regulación de la Comunicación (Cordicom) para planificar la liquidación de la entidad.

Es importante analizar la naturaleza de una institución estatal que controle la información. Yo nunca estuve de acuerdo con un organismo que censura. Con la eliminación de Supercom los ciudadanos no están indefensos, cuentan con instancias pertinentes. @editoro40 en @RADIOZARACAY pic.twitter.com/IsY80WGLVh

 

Publicidad

En las últimas horas, Toro también presentará su renuncia al cargo al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPC) en transición, que decidirá si él continúa con la liquidación.

Hay 226 funcionarios contratados a nivel nacional, de ellos 107 tienen nombramiento, y el restante son ocasionales.

Las 107 personas podrían ser traspasadas a otras instituciones, de lo contrario se procederá con la supresión de partidas. Los contratos ocasionales se dan por terminados.

Hay un valor pendiente de cobro por efecto de unas 70 sanciones por $ 2 millones que se extinguirán, según Toro.

Actualmente hay doce procesos por quejas contra la prensa en trámite, que también se archivarán.

La Supercom ya no tiene facultades, ni atribuciones, ni competencias, y no podrá tramitar ningún proceso. Ahora el personal está preparando informes de cierre”, Édison Toro, superintendente de Comunicación. 

La documentación que reposa en el organismo será trasladada al Archivo Nacional y los bienes muebles e inmuebles pasarán a Inmobiliar. Aunque los equipos de monitoreo denominados Vimeo deberán pasar al Cordicom.

Una de las primeras intendencias en cerrarse sería la de Esmeraldas. (I)