Sombreros hechos con fibra de tallo, de Machala a Estados Unidos

Sombreros hechos con fibra de tallo, de Machala a E.E.U.U. Sombreros hechos con fibra de tallo, de Machala a E.E.U.U. Sombreros hechos con fibra de tallo, de Machala a E.E.U.U.
Sombreros hechos con fibra de tallo, de Machala a E.E.U.U.
EL ORO. Desde abril hasta octubre las artesanas prevén enviar un lote bajo pedido.
Sombreros hechos con fibra de tallo, de Machala a E.E.U.U.
EL ORO. Tejer un sombrero les puede tomar a las integrantes de la Asociación de ocho horas hasta tres semanas.
Sombreros hechos con fibra de tallo, de Machala a E.E.U.U.
Freddy Macas
30 de Enero, 2019
30 Ene 2019
El Oro -

Las 32 mujeres que conforman la Asociación de Mujeres Agro-artesanales (AMA), de El Oro, lograron introducir el sombrero elaborado con fibra de banano en tiendas exclusivas en Estados Unidos.

Esta es una joya artesanal que empezó a fabricarse en el 2008 en la parroquia El Retiro, jurisdicción de Machala.

“Nuestro trabajo artesanal ha sido reconocido en los mercados internacionales donde se han abierto las oportunidades para la comercialización directa, desde abril a octubre tenemos previsto enviar un lote de sombreros que ya están reservados bajo pedido”, explica Felicia Mendía, coordinadora de la Asociación.

Según un reciente estudio de mercado, se consideran como potenciales clientes para este tipo de artesanías países como Francia, Alemania, España, Japón, Chile, Bélgica, Grecia, Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica, Italia y Panamá.

“Un grupo de canadienses nos visitaron para hacernos una propuesta de comercialización, ellos conocieron nuestras instalaciones y experimentaron el proceso artesanal del sombrero de fibra de banano”, agregó Mendía.

El grupo femenino utiliza como materia prima el tallo del banano y transforma la fibra en artesanías para elaborar sombreros y llamativas carteras, bolsos, portalápices, portarretratos, monederos, llaveros, muñecas, canastas y demás.

“Hemos logrado mejorar la calidad incorporando a la fibra de banano, tagua, otras fibras como las hojas de maíz, semillas y otros productos naturales que sirven de adornos, además contamos con el proceso de hormado”, explica Angelita Chimbo, una de las artesanas que vive en el cantón Pasaje.

La mujer dedica entre dos y tres horas diarias al trabajo artesanal, mientras cumple con tareas domésticas como preparar alimentos para su familia.

El proceso comienza en las bananeras, donde las mujeres acuden en grupo o con sus familiares a recoger los tallos caídos. Allí se selecciona y se preparan las fibras para luego someterlas a un proceso de deshidratado, lavado y secado.

“Tejer un sombrero puede tardar de entre ocho horas hasta tres semanas, cada sombrero tiene un diseño original, lo que se vende es una verdadera artesanía”, dijo.

Para la venta en los mercados locales e internacionales diseñaron dos tipos de empaques, que incluyen la certificación de producto ecológico. (I)

 

Sombreros hechos con fibra de tallo, de Machala a Estados Unidos
Intercultural
2019-01-30T00:01:05-05:00
La producción está a cargo de una Asociación integrada por 32 mujeres artesanas.
El Universo

Lo más leído