Consejo de la Judicatura de Transición alista su salida dividido y con agenda de temas ‘pendientes’

CJT alista su salida dividido y con agenda  de ‘pendientes’
CJT alista su salida dividido y con agenda  de ‘pendientes’
El Consejo de la Judicatura transitorio actuó con cinco miembros hasta septiembre pasado, cuando se retiró uno de sus vocales, Juan Pablo Albán. Cortesía
6 de Enero, 2019
6 Ene 2019
Quito -

¿Cuál es el mayor problema de la justicia ecuatoriana? Para el presidente del Consejo de la Judicatura de Transición (CJT), Marcelo Merlo, es la corrupción. Para la consejera Angélica Porras, en cambio, la falta de independencia y la mala formación profesional de los jueces.

Ambos representan a dos posiciones que mantuvieron serias disputas en el CJT desde su posesión, en junio del 2018.

Han transcurrido más de seis de iniciadas sus funciones y faltan pocas semanas para que el Consejo de Participación –una vez que concluya la etapa de impugnaciones– designe a los integrantes del Consejo de la Judicatura definitivo.

En su última medición, la encuestadora Cedatos ubica a la corrupción y al manejo de la justicia entre los cinco temas que más preocuparon a los ecuatorianos al cierre del 2018. Los otros son el desempleo, la pobreza y la delincuencia.

El desempeño del Consejo de la Judicatura de Transición –conformado inicialmente por cinco miembros– estuvo marcado por una división en dos bandos: Merlo, Zobeida Aragundi y Aquiles Rigaíl, en un extremo, y en el otro, Porras y Juan Pablo Albán, quien dejó el cargo en septiembre por compromisos académicos; su puesto no tuvo reemplazo.

Tras los resultados del referéndum de febrero pasado, la misión del CJT fue, principalmente, despolitizar la administración de justicia de la influencia del régimen de Rafael Correa, evaluar a los jueces de la Corte Nacional y realizar los concursos para fiscales provinciales y servidores judiciales.

Sin embargo, los vocales salientes no logran un consenso sobre si hubo o no una real despolitización de los tribunales, y la evaluación y los concursos no se concretaron.

Una de las primeras decisiones del CJT fue la designación de fiscales provinciales temporales, entre los cuales estuvo Guillermo Moreno, hermano del presidente de la República, pero desistió tras las críticas. Ahora, el Consejo de la Judicatura definitivo tendrá que reactivar los concursos.

Merlo, no obstante, destaca que en estos seis meses se reorganizaron varias unidades para la aplicación de la Ley para la Prevención y Erradicación de la Violencia de Género contra las Mujeres, se presentaron en Contraloría y Fiscalía las denuncias y los sustentos de sobreprecios en la construcción de la infraestructura judicial y se instalaron mesas para revisar los casos de persecución y de destitución de jueces.

Si bien las disputas fueron acaloradas en las sesiones del pleno, en el piso 15 del edificio de la Judicatura en Quito, las acusaciones cobraron mayor intensidad cuando se ventilaron en la prensa y redes sociales. Por ejemplo, la supuesta interferencia de Rigaíl, Aragundi y Juan Vizueta, el director general de CJT, en procesos específicos y las grabaciones ilegales de llamadas telefónicas hechas en el interior de la institución.

Afuera, también hubo reveses institucionales. En septiembre, el Consejo de Participación dispuso que el CJT suspenda la evaluación de los jueces de la Corte Nacional (CNJ) por falta de tiempo, y en diciembre, la CNJ emitió un comunicado en el que rechazó la “atribución de funciones” y la “interferencia de la Judicatura en la administración de justicia”.

El Consejo de Transición, además, tuvo que retractarse cuando Merlo dijo en Guayaquil que los casos de abuso sexual, entre otros, podrían ir a mediación o cuando se publicó –por recomendación de un asesor del Consejo– un Código de Conducta para Abogados en el que se disponía que “el abogado no podrá sostener relaciones sexuales con su cliente a no ser que existiera una relación consensual entre ambos”. (I)

 

Consejo definitivo

  • El 5 de diciembre pasado, el Consejo de Participación aprobó una lista de 14 postulantes para la selección del Consejo de la Judicatura. Al cierre del año, hubo 27 impugnaciones.
  • Los postulantes son Patricia Esquetini y Jorge Moreno, propuestos por la Presidencia; Fausto Murillo, Elcy Celi y Jorge Benalcázar, por la Asamblea Nacional; María Rosa Merchán, Julio Arrieta y María del Carmen Maldonado, por la Corte Nacional de Justicia; Yolanda Yupangui, Álvaro Román y Ruth Barreno, por la Fiscalía; y Juan Morillo, Anahí Briceño y Jaime de Veintimilla, por la Defensoría Pública.
  • En el 2018 se presentaron 844 denuncias por corrupción en contra de servidores judiciales.
Consejo de la Judicatura de Transición alista su salida dividido y con agenda de temas ‘pendientes’
Política
2019-01-06T00:01:01-05:00
A las disputas internas se suman varias aclaraciones y reveses con otras instituciones.
El Universo

Lo más leído