Al mediodía de ayer se realizó un allanamiento a un inmueble ubicado en las calles Arízaga entre Tarqui y Colón, en el centro de Machala, donde se decomisaron 2.675 tacos de petardos fabricados de forma artesanal; una persona fue detenida.

El operativo estuvo liderado por el intendente de Policía, Luis Limones, quien dijo que se obtuvo información reservada de la venta y almacenamiento de los petardos en la avenida Arízaga, sector donde se ubican los comerciantes para la venta de los monigotes.

"Este es un sector altamente concurrido y el almacenamiento de explosivos es peligroso para la seguridad de las personas, se decomisó todo el material", informó Limones después del operativo que estuvo acompañado del fiscal de turno, Policía y Ejército.

La mercadería estuvo camuflada en dos sacos de yute y una mochila; la autoridad señaló que la comercialización de pirotecnia se realiza en la exgranja del colegio 9 de Octubre, donde los bomberos instalaron un campamento de seguridad.

Limones informó que el dueño del inmueble, donde se encontró la evidencia, fue retenido para investigaciones y trasladado hasta el Comando de Policía. (I)