Hoy se cumplen 20 años de la creación de la polémica Agencia de Garantía de Depósitos (AGD). Dos décadas después de su nacimiento y tras 9 años de un atropellado proceso de cierre aún existen miles de bienes de la banca quebrada por venderse, pero que ahora reposan en manos de otras entidades.

Esto por la migración de propiedad de derechos y cartera por cobrar que pasaron por la Ugedep, el Banco Central del Ecuador, el Ministerio de Finanzas, para terminar en Inmobiliar y en Recycob (el extinto Cofiec).

Y está latente la amenaza de devolver los bienes incautados a los hermanos Isaías, exdueños del Filanbanco (el primero que entró a la AGD), según resoluciones del Comité de Derechos Humanos de Ginebra.

A febrero del 2018 (último informe presentado a la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea), el Central contabilizaba 24.117 bienes inmuebles que fueron transferidos a Inmobiliar y al Ministerio de Agricultura. Pero 2.478 aún estaban en el BCE.

Publicidad

En el mismo informe se habla de que existían inventariados 133.545 bienes muebles en las bodegas de los bancos cerrados. Estos fueron valuados en $2,1 millones y transferidos a Inmobiliar, Magap y al Ministerio de Educación.

Respecto al pago a los depositantes, entre 2010 y 2014, la banca cerrada canceló 18.258 acreencias por un valor de $ 5,2 millones; luego se pagaron $14,5 millones a depositantes del sector privado, y $ 4,5 millones a los del sector público. También hubo un valor extinto de acreencias no identificadas equivalente a $ 51,3 millones.

Son apenas algunas cifras que se conocen luego de una enredada evolución de la entidad. La AGD se creó el 2 de diciembre de 1998 mediante Ley de Reordenamiento en Materia Económica en el Área Tributario-Financiera. Su misión era reestructurar e inyectar capital a las entidades financieras en problemas, y manejar un fondo de garantía de depósitos.

Por la AGD pasaron 17 gerentes. Vilma Salgado vivió de cerca esta historia en 2003. Ella asegura que su intención de recuperar la cartera le valió una serie de demandas. El último juicio que duró 15 años acaba de resolverse a su favor.

Recuerda que el 70% de la cartera de la banca estaba concentrada en empresas vinculadas (de propiedad de los bancos) y habían sido entregados sin garantías reales. El panorama apuntaba a que prescribirían. Ella inició unos 22.000 juicios de coactiva para evitarlo.

Ya en 2008 se produjo la incautación de 195 empresas de los Isaías. La Asamblea Constituyente la avaló a través del Mandato 13 que decía que “no es susceptible de acción de amparo constitucional u otra de carácter especial y si de hecho se hubiere interpuesto será inmediatamente archivada”.

En 2012, Pedro Delgado, primo del expresidente Rafael Correa y representante de la Ugedep (heredera de la AGD), aseguró que se habían logrado negociar $ 299,1 millones, incluidos EQ2 y TV Cable.

Jorge Zavala, defensor de los Isaías, explicó que según al pronunciamiento de Ginebra, el Estado deberá restituir estos bienes. Uno de sus argumentos fue que el Mandato 13 los dejó en indefensión. (I)

Prohibición
Nicolás Issa, director de Inmobiliar, explicó que al momento existe una prohibición en contra de Inmobiliar emitida por la Corte Provincial del Guayas para vender bienes incautados a los Isaías. Antes de ello se habían vendido terrenos del Yacht Club relacionados con esa familia. Ahora Inmobiliar interpuso una apelación y el BCE ha iniciado una acción extraordinaria de protección que llevará “hasta las últimas consecuencias”, dijo. (I)