El ultraderechista Jair Bolsonaro sufrió turbulencias en su favorable camino hacia la segunda vuelta por la presidencia, con mercados reprochándole sus cambios de opinión.

Dos días después de lograr 46% de los votos, frente al 29% del izquierdista Fernando Haddad, el idilio de los inversores con Bolsonaro sufrió su primera crisis. La Bolsa cayó un 2,65% y el dólar subió 1,32% frente al real, tras las declaraciones del ultraderechista.

Bolsonaro adelantó que descartaba privatizar Eletrobras y dejó en el aire la reforma del sistema de pensiones, considerada esencial por los mercados. Advirtió, además, que no estaría dispuesto a dejar sectores en manos de capitales chinos. “¿Vamos a privatizar para capitales de cualquier lugar del mundo? China no está comprando en Brasil, China está comprando Brasil. ¿Vamos a dejar nuestra energía en manos chinas?”, declaró Bolsonaro, desatando el desplome de las acciones de Eletrobras. (I)