El papa Francisco expulsó del sacerdocio al clérigo chileno Fernando Karadima Fariña, de la Archidiócesis de Santiago de Chile, en el centro de un escándalo global de abuso sexual que ha sacudido su papado, invocando su “autoridad suprema” para agravar una sentencia emitida originalmente por el Vaticano en 2011.

"El Santo Padre ha tomado esta decisión excepcional en conciencia y por el bien de la Iglesia", indicó en un comunicado el Vaticano.

Francisco tomó esa medida contra Karadima, de 88 años, que originalmente había sido sancionado a una vida de “penitencia y oración” por abuso sexual de menores.

Publicidad

La sanción de penitencia y oración ha sido el castigo de rigor del Vaticano para sacerdotes ancianos convictos de violar y abusar sexualmente de niños. Ha sido criticada por las víctimas por considerarla demasiado leve y esencialmente un retiro pago.

El Vaticano no dijo si tenía nueva evidencia que hubiese motivado a Francisco reevaluar la sanción original a Karadima e imponerle el castigo más severo de la iglesia.

Karadima fue apartado hace unos años de su cargo luego de ser encontrado culpable de abusos a menores, aunque logró evitar ser procesado por la justicia chilena.

Publicidad

Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima, dijo en su cuenta de Twitter: "El pedófilo Karadima expulsado del sacerdocio. Nunca pensé q vería este día. Un hombre que le arruinó la vida a tantas personas. Agradezco que el papa Francisco haya tomado esta determinación al fin. Espero que muchos sobrevivientes sientan un ligero alivio hoy". 

El pedófilo Karadima expulsado del sacerdocio. Nunca pensé q vería este día. Un hombre que le arruinó la vida a tantas personas. Agradezco que el Papa Francisco @Pontifex_es haya tomado esta determinación al fin. Espero que muchos sobrevivientes sientan un ligero alivio hoy. pic.twitter.com/SdA1LpQOww

Cruz acompañó su mensaje del comunicado del Vaticano. (I)