Aunque Martha Mariño, habitante de la comunidad de Juive Grande, cantón Baños de Agua Santa, aún camina por la vía polvorienta que une Los Pájaros (Baños) con Cusúa, Pelileo, se muestra contenta que se haya comenzado a trabajar para mejorar el estado de la vía, afectada por casi veinte años de proceso eruptivo del volcán Tungurahua, que en la actualidad se encuentra en alerta blanca.

Dice que la rehabilitación de la carretera permita a los agricultores de esta zona así como de Cusúa, y Chacauco, también de Pelileo e incluso de la parroquia Bilbao, cantón Penipe, provincia de Chimborazo, sacar la producción de maíz, fréjol y tomate de árbol, especialmente, a los mercados de Baños, Pelileo y Ambato con mayor facilidad.

María Villafuerte, de Cusúa, también dijo sentirse contenta porque al fin van a tener nuevamente un camino en buenas condiciones porque anteriormente no les podían dar arreglando porque se encontraba dentro de la zona de alto riesgo ya que incluso una parte de la vía fue cubierta por los flujos de ceniza.

Publicidad

Luwinn Villacrés, director de Obras Públicas, Vías y Construcciones del gobierno provincial de Tungurahua, comentó que para los trabajos en la carretera Los Pájaros-Cusúa se hizo una evaluación y se tramitaron los permisos para intervenir ante la alerta que había, luego de lo cual se preparó el proyecto que posibilitó la contratación por alrededor de $350.000.

Argumentó que en este momento se hace la limpieza y preparación de la vía para entregarla al contratista con el fin de que comience con sus trabajos, que es asfaltado de los sectores que no se encuentran con asfalto o está deteriorado, en donde se hará el fresado, bacheo mayor y menor, así como colocación de nueva carpeta asfáltica.

Aclaró que los puentes bailey que hay en la carretera permanecerán ahí porque es difícil que en este momento el gobierno provincial se ponga a ejecutar estructuras de hormigón, pero para que continúen brindando buen servicio se les va dar mantenimiento. (I)