Zonas especiales, con incentivos tras ocho años de lento avance

 Zonas especiales, con incentivos  tras ocho años de lento avance
 Zonas especiales, con incentivos  tras ocho años de lento avance
La empresa Vibag anunció que construirá una planta de reactivos de diagnósticos médicos en lo que será la ZEDE de la Espol, ubicada en Guayaquil. Víctor Álvarez
2 de Julio, 2018
2 Jul 2018

Quito-Guayaquil

La duplicación de los años de exoneración del impuesto a la renta (IR) –que pasará de cinco a diez años– y la posibilidad de tener desde el año once un IR menor en 10 puntos al del resto del sector productivo son dos de los mayores incentivos que ganarán las llamadas Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDE) con la nueva Ley de Fomento Productivo, que está a punto de aprobarse.

Las ZEDE son “destinos aduaneros” en los que pueden instalarse empresas que busquen estímulos tributarios. Su creación se determinó en el Código de la Producción vigente desde hace ocho años.

Al momento hay cinco en Yachay (Imbabura), Manta (Manabí), Posorja y Espol (Guayas) y Tababela (Pichincha).

Lea también: Una zona de desarrollo en la Espol

Sin embargo, aún no hay resultados del proyecto que empezó en el anterior Gobierno y al que se busca dar continuidad en el actual.

En el Código, las ZEDE tenían también otro tipo de incentivos, que se conservan. Entre ellos una tarifa de 0% de impuesto al valor agregado (IVA) en la importación de bienes de capital y materias primas; exención del pago de aranceles de las mercancías extranjeras que ingresen a dichas zonas; y la exoneración del impuesto a la salida divisas (ISD).

Eva García, ministra de Industrias, señala que el funcionamiento pleno de esos sitios es parte de un proceso “que no se logra de la noche a la mañana”. La ZEDE Eloy Alfaro, en Manta, está pendiente porque dependía del desarrollo de la refinería de El Aromo. Las otras tienen diverso nivel de avance.

Lea también: Quito genera estrategia para atracción de inversión privada

Así, la de la Escuela Superior Politécnica del Litoral espera la habilitación para empezar a operar. Esto, pese a que hace un año presentó la solicitud.

“En este momento tenemos la aprobación, el espacio está constituido, pero no somos todavía un administrador calificado”, lamentó  María Luisa Granda, su gerenta general.

Pero espera que este año llegue esa calificación, pues ya tienen una empresa dentro del proyecto. Se trata de Vibag, que anunció el año pasado que montará su planta de reactivos de diagnósticos médicos.

El 27 de junio de 2017 se hizo pública su alianza con la Espol con la firma de un contrato, y la confirmó el 10 de noviembre de ese año colocando la primera piedra de la planta que ocupará 3.000 metros cuadrados de las 200 hectáreas que la Espol destinó para la ZEDE. La empresa invirtió unos $ 600.000 en su infraestructura.

Lea además: Primera Zona de Desarrollo, en Manabí

En tanto, Jorge Martínez Vásquez, gerente general de Yachay EP, encargada de la ZEDE Yachay, asegura que se tiene programado iniciar el asentamiento de los primeros operadores a finales del 2019.

Dice que la mayoría de interesados son industriales, específicamente del sector textil de Imbabura, así como empresas de bioetanol y farmacéuticas.

La ZEDE de Tababela aún debe cumplir un par de trámites para su creación oficial.

Álvaro Maldonado, secretario de Desarrollo del Municipio de Quito, explica que desde ya existen 23 proyectos industriales, logísticos y de servicios. Entre ellos, una planta chocolatera, un laboratorio de biomejoramiento de flores y una planta de ensamblaje de buses.

La de Posorja, a cargo de la empresa DP World, irá concretándose conforme se termine el puerto de aguas profundas.

Según Xavier Cárdenas, gerente de Asuntos Gubernamentales de DP World, a finales del 2019 estaría funcionando.

Un paso próximo de la ZEDE será pedir la ampliación de su tipo, que es logístico, para que sea también industrial.

Pero Posorja también consta como “polo de desarrollo”, otra figura creada en el Código de Comercio. Se prevé la construcción de una planta de acero, otra de cobre y de un astillero, explica García.

Estos ‘polos’ buscan beneficios para el interior del país, pues las ZEDE están enfocadas en la exportación, agrega.

También se prevé desarrollar un polo forestal en La Concordia (Santo Domingo de los Tsáchilas). (I)

Proyectos de zede en Ecuador

Yachay

La ZEDE de tipo tecnológico, logístico e industrial se ubicará en 121 hectáreas. Ahora se encuentra en proceso de redimensionamiento. Se pueden realizar proyectos de agrotecnología, tecnológicos y químicos, en un “ecosistema de innovación”. El plazo para su operación es del 2013 al 2033. (I)

Eloy Alfaro

La ZEDE petroquímica Eloy Alfaro de Manta, planificada en 100 hectáreas, debía empezarse a construir en 2012 para que esté lista en 2013, según los primeros planes. Sin embargo, ahora se encuentra retrasada, especialmente por la falta de desarrollo del proyecto de la refinería de El Aromo. (I)

Espol

La ZEDE del Litoral tiene 200 hectáreas para su desarrollo y se prevé que contará con un máximo de 20 empresas. Fue aprobada en abril del 2017 y puede trabajar hasta el 2037, con posibilidad de prórrogas. Tiene una empresa interesada que puso la primera piedra en noviembre pasado. (I)

Posorja

La ZEDE de Posorja se ubica en 100 hectáreas contiguas al puerto de aguas profundas que se construye en el sector a cargo de la empresa DP World. La ZEDE está calificada en espacios de uso, pero falta la calificación del administrador. Se hará la solicitud a la par del avance del puerto. (I)

Quito

En 207,95 hectáreas se desarrollará la ZEDE de Quito. La promotora es la Empresa Pública Metropolitana de Servicios Aeroportuarios y Gestión de Zonas Francas y Regímenes Especiales. La inversión requerida es de $ 100 millones del administrador y $ 190 millones de los operadores. (I)

Zonas especiales, con incentivos tras ocho años de lento avance
Política
2018-07-02T00:00:36-05:00
Según ley, tendrían diez años de exoneración de IR y baja de 10 puntos a partir del año once.
El Universo

Lo más leído