(Actualizado a las 23:45)

Alumnos y padres no buscaban el diálogo, sino la restitución del profesor José Camacho, quien habría castigado con un madero a un grupo de jóvenes del Instituto Nacional Mejía.

El suceso encendió el debate en la opinión pública y redes sociales, al asombrarse del apoyo que generó esta medida.

Reunidos afuera del plantel, en el centro de Quito, los manifestantes consideraron que el castigo era una forma de disciplinar a quienes incumplen las normas internas.

Publicidad

Isabel Codena, mamá de un alumno, dijo que el docente había impuesto “valores y respeto”. “No es maltrato lo que los chicos denuncian. Apoyamos para que el colegio no sea uno más de aquellos en donde hay pandilleros, marihuaneros”, sostuvo.

María Cando, otra mamá, dijo que por la rectitud del educador “ya no entra droga, ni trago” a la institución.

En redes sociales se divulgó el video de un maestro que hace que estudiantes se pongan en fila para darles dos golpes a cada uno con un madero.

La ministra de Inclusión Social, Berenice Cordero, rechazó esa práctica. “Las leyes son para todos y en el sistema educativo deben aplicarse con rigor”, escribió al compartir el video.

La Subsecretaría de Educación lo separó de las aulas.

La manifestación se produjo en la calle Vargas. En carteles se leía: “Te apoyamos Camacho”.

Publicidad

Guillermo del Hierro, rector del Mejía, contó que en una reunión con colegiales, padres y delegados de la asociación de egresados, habían concordado en respaldar al docente por su trayectoria y pedido que sea retornado a las aulas; aunque respetarían que sea sancionado, pero con un debido proceso.

“Si se decide sancionarlo, se lo haga tomando en cuenta su trayectoria y la proporcionalidad del error que cometió. Se le dé el debido proceso y se lo juzgue tomando en cuenta todas las atenuantes”, expresó.

En un comunicado leído por el rector, ante la efusividad de alumnos y padres, se rechazaba una separación definitiva del profesor. Se aducía que Camacho era “un referente de disciplina, valor, cariño a los estudiantes”. “Solicitamos que se emitan políticas con el objeto de instaurar la disciplina y las buenas costumbres y valores para la formación de los estudiantes”, citaba el documento.

Se preveía que mantengan una reunión con las autoridades del Ministerio de Educación y hasta las 22:30 del lunes no se conocían los resultados. (I)