Quince empresas textiles firmaron un acuerdo para tratar desechos en Ecuador

8 de Junio, 2018
8 Jun 2018
Quito -

Un gran horno con capacidad para procesar 500 kilos de carga de desechos por hora, y que puede manejar temperaturas de entre 800°C y 1.200°C se encarga de destruir telas tinturadas, cartones y otros materiales en la planta de Incinerox, ubicada en el sector del Inga, en las afueras de Quito.

Luego de varios procesos de lavamiento de gases, los residuos salen en forma de vapor de agua al ambiente. Esta planta ahora forma parte importante del proceso de tratamiento y disposición de los desechos de la industria textil.

Es que Incinerox, que recibe diariamente los desechos de empresas de diversos sectores, firmó en marzo pasado un convenio con la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE), al cual se adhirieron al menos 15 textileras.

Según Marcel Ayala, jefe de planta de Incinerox, además del horno que trata desechos no peligrosos, la compañía también cuenta con un sistema de revalorización de desechos y de celdas de disposición para que queden enterrados.

Xavier Díaz, presidente de AITE, señaló que de la industria textil salen productos químicos caducados, desechos sólidos, pigmentos, colorantes, tintas, envases contaminados aceites minerales y hasta luminarias flouorescentes que deben ser tratadas de forma apropiada.

Entre las empresas que participan del convenio están: Sintofil, Textil San Pedro, Enkandor, Fibran, Textiles Texsa, Francelana, Delltex, y otras.

El convenio facilita un tratamiento preferencial de Incinerox al sector textil, y a través de un sistema de trazabilidad permite conocer el proceso de transporte, pesaje, reciclaje y disposición final de desechos; y realizar una gestión de residuos ambientalmente amigable. (I)

Quince empresas textiles firmaron un acuerdo para tratar desechos en Ecuador
Política
2018-06-08T00:00:34-05:00
Un gran horno con capacidad para procesar 500 kilos de carga de desechos por hora, y que puede manejar temperaturas de entre 800°C y 1.200°C se encarga de destruir telas tinturadas, cartones y otros materiales en la planta de Incinerox, ubicada en el sector del Inga.
El Universo