Comprar un auto o una casa requiere primero de análisis sobre todo si la situación financiera es inestable. Hacernos las siguientes preguntas: ¿Para qué es la deuda?, ¿A qué tiempo?, y ¿Cómo la pagaría? Son algunas de las interrogantes que deberían plantearse antes de arriesgarse a una deuda.

El endeudamiento implica devolver el dinero que se ha recibido, es decir, comprometer el ingreso que se va a recibir en el futuro para responder por aquella obligación, pero ¿cuál es el momento adecuado para endeudarse de acuerdo a sus ingresos?

El economista Juan Sebastián Naranjo considera que antes de tomar la decisión es esencial tener en claro el ingreso constante (renta o sueldo fijo), una estabilidad laboral. “Una vez que se tenga eso, va a saber que no pondrá en peligro el pago de la deuda”, dice.

Como segundo paso aconseja que si el plan es adquirir un bien activo o pasivo, depende de en qué etapa de la vida se lo va a hacer. Si es joven y tiene poco tiempo laborando no es una decisión prudente de deuda adquirir un bien pasivo porque de acuerdo a Naranjo, le quita dinero del bolsillo. Cree que lo más adecuado en ese caso es ahorrar.

Publicidad

Sin embargo, sostiene que en el caso de jóvenes que tienen un salario fijo, el endeudamiento será de forma productiva, pero siempre adquiriendo algo a la vez.

Si es una persona de 40 o 50 años puede hacerlo al tener más ahorros y posibilidad de cancelar la deuda sin problemas. Naranjo dice que aquellos tienen mejor estabilidad en sus finanzas.

Para la persona que no tiene trabajo o que sus ingresos son menos que el Salario Básico Unificado ($ 386), señala que lo más adecuado es siempre prever y tratar de ahorrar.

Por eso, expresa que no siempre es bueno endeudarse, porque existen factores que pueden hacer que usted deje de recibir esos ingresos (por ejemplo, ser despedido).

Tener en cuenta...

Naranjo indica que es importante tener en cuenta cuatro variables: ingreso, nivel de ahorro, nivel de gasto y para qué es lo que se desea adquirir.

Al definir estos aspectos sugiere tratar de cancelar la deuda lo antes posible “ya que el interés es el enemigo del progreso”.

Publicidad

También aconseja diferenciar entre los bienes, si es activo (casa, comenzar un emprendimento) requieren de mayor tiempo de deuda, en cambio los pasivos (vehículo) no. Sin embargo, recalca que no es prudente endeudarse por un pasivo sino ahorrar para luego comprarlo.

El economista comenta que la tasa de interés en el Ecuador es alta en comparación con otros países. Según datos del Banco Central del Ecuador, la tasa activa referencial de vivienda de interés público es de 4.98. Más detalles aquí.

Naranjo además recomienda que cuando un país pasa por un proceso de crisis, no es adecuado endeudarse porque el empleo corre riesgo.

Previsiones

El economista considera que para este 2018 la economía va a crecer de forma prudente. “Va a haber una tasa de crecimiento positiva, el Gobierno Central está apoyando para el emprendimiento, pequeña y mediana empresa”, asevera.

“Hay que tener una clara imagen de cómo están los ingresos, hay qué tener claro cuáles son los gastos corrientes, fijos, capital, tener un presupuesto prioritario, nivel de ocio, pago de deuda”, aconseja. (I)