El excanciller de Ecuador, Guillaume Long, renunció este jueves como representante permanente del Ecuador ante las Naciones Unidas y otros Organismos Internacionales en Ginebra.

En su carta de renuncia Long dice que no puede seguir como representante de un Gobierno “que comete el tipo de atropellos que se vienen presenciando a lo largo de estos últimos meses”.

“Me rehúso a ser parte del peligroso autoritarismo, disfrazado de falso ecumenismo y espíritu dialogante que hoy coloniza agresivamente a nuestro Ecuador”, escribió. Según Long le deja preocupación que el gobierno de Moreno se "haya dedicado exclusivamente a enturbiar la gestión de su predecesor y a desprestigiar a uno de los procesos políticos más interesantes de América Latina".

La conciencia es lo más preciado que tenemos los seres humanos. La mía me dicta esta renuncia. Aquí mi carta a @Lenin https://t.co/3Xv9z9FxjP

Long calificó al jefe de Estado de desleal. “Su deslealtad no es con una persona; es fundamentalmente con un proyecto político que demostró que el neoliberalismo no es el camino ni justo, ni inteligente, para alcanzar el desarrollo”.

En la extensa carta de renuncia de 4 páginas, el excanciller rechazó la consulta popular y la catalogó de inconstitucional.

"Al ver que su gobierno busca un retorno a un Estado pre moderno, recomponer el viejo pacto de élites, con pleitesías a sectores plutocráticos y potencias extranjeras, y primeras damas entregando muñecas en navidad, me doy cuenta que tengo que dar por concluido mi participación como servidor público", dice al final de su renuncia. (I)