La jueza penal Ana Lucía Cevallos determinó esta mañana la vinculación del abogado Gustavo M., del empresario Vladimir S. y de la empresa Vladmau Contrucciones, a través de su representante legal Akira S., a la instrucción fiscal que existe por el delito de lavado de activos relacionado a la trama de corrupción de Odebrecht.

El 1 de octubre pasado cerraron los 90 días que inicialmente se determinó para esta instrucción fiscal en la que eran investigados Ramiro C., ex gerente de Transporte de Petroecuador, y el abogado y empresario Diego C.

Con la vinculación desde este momento la instrucción fiscal se extiende por 30 días más.

Gustavo M., Vladimir S. y la empresa Vladmau Construcciones son los nuevos vinculados en caso lavado de activos Odebrecht. @eluniversocom pic.twitter.com/CPpGodmzhf

Según Fiscalía, lo que se investiga son transferencias que buscan ser justificadas por supuestos trabajos que no se habrian realizado nunca entre Ramiro C y la empresa Vladmau. A Gustavo M. la Fiscalía lo define como un intermediario entre dineros que habrían llegado de la empresa Odebrecht y que tenían como destino final Ramiro C., funcionario que firmó el contrato para la construcción del Poliducto Pascuales-Cuenca.

La juez Cevallos ordenó prisión preventiva para Gustavo M., mientras que a Vladimir S. se le prohibió la salida del país, la presentación semanal y el uso de dispositivo electrónico de seguridad.

Tanto para las personas naturales como para la persona jurídica se ordenó la prohibición de enajenar su bienes hasta por un monto de $ 89.600, que sería la cantidad que hasta el momento no ha sido justificada entre los movimientos analizados. (I)