Un juez de Loreto (Orellana) dictó un año de prisión para un ciudadano colombo-alemán, que fue encontrado transportando -en un auto con placas diplomáticas- 73 animales de 14 especies diferentes, tres de ellas en peligro crítico de extinción. También deberá pagar una multa de $22.000 por concepto de reparación ambiental.

El ilícito ocurrió el 22 de agosto, cuando un policía se percató que en un vehículo se movilizaban varios animales. El agente detuvo el automotor para registrarlo y solicitó al conductor los permisos correspondientes para el transporte de fauna silvestre. El acusado, al no presentar ningún documento de autorización, fue detenido.

Técnicos del Ministerio del Ambiente (MAE) acudieron al lugar para realizar la valoración técnica de los animales, entre los que se encontraron un mono araña, una tortuga charapa, una tortuga motelo, una guanta, dos serpientes, dos caimanes enanos y un caimán blanco, diez anfibios, catorce lombrices gigantes, veinte ciempiés, quince cucarachas, un grillo y una tarántula.

Publicidad

Los animales rescatados fueron llevados hacia el ZooCoca, del cantón Orellana, para la valoración veterinaria en el camper instalado en el sector por el MAE. Después de cumplir el proceso de cuarentena y con el visto bueno de los técnicos, fueron liberados en su hábitat natural dentro del Parque Nacional Yasuní. 

Sin embargo, en el proceso varios de estos animales murieron debido a las condiciones de maltrato a las que estuvieron sometidos al ser capturados y transportados de forma ilegal. (I)