Gustavo M., en su testimonio adelantado reconoció esta mañana que participó de un acto de asociación ilícita del cual -según dijo- también habrían formado parte el procesado Ramiro C., ex gerente de Transportes de Petroecuador, y Claudemir Dos Pasos, exapoderado especial de Odebrecht en Ecuador.

Procesado por el presunto delito de asociación ilícita, Gustavo M., abogado de 47 años, señaló que con esta participación se hizo daño a sí mismo, y acabó con su familia.

El testimonio emitido ante al juez Miguel Jurado duró menos de 30 minutos, y en él relató que participó en el movimiento de dinero que Odebrecht le depositaba para que a su vez los entregue a otras personas, como Ramiro C.

Aseguró haber recibido, en una cuenta a su nombre en la fiduciaria Stockwell, dos depósitos en 2014: uno por 130.000 euros y otro por 179.000 euros; mientras que en la cuenta de una empresa panameña, que mantenía con el nombre de Popa Worldwide, recibió un deposito de Odebrecht de $ 250.000.

Los depósitos en euros fueron hechos desde la empresa Klinfield, de propiedad de Odebrecht, indicó.

Inmediatemente, luego de que Stockwell le transfería el dinero, realizaba el reparto de fondos: al exfuncionario petrolero Ramiro C. le habría entregado cerca de $ 100.000 en Miami, Estados Unidos; $ 5.000 en el aeropuerto de Guayaquil; y, a través de la empresa Vladmau, cerca de $ 80.000., indicó Gustavo M. (I)