El presidente de la República, Lenín Moreno, aseguró ayer que pese a la deuda “heredada” del régimen del exmandatario Rafael Correa, que ascendería a unos $57.778 millones, no habrá paquetazos.

“Nunca promoveremos paquetazos como los responsables de esta situación pretenden vaticinar maliciosamente”, dijo Moreno durante su informe semanal de los lunes, refiriéndose a las declaraciones de Rafael Correa, que aseguró que de acuerdo a su análisis habría un paquetazo en septiembre.

Moreno indicó que en lo que resta de este año “apenas saldremos adelante” y desde el próximo “necesitamos entre $ 8.000 millones y $ 10.000 millones anualmente para pagar la deuda que nos dejaron”.

En su discurso, el presidente también pidió ayuda para cumplir con su promesa de una cirugía mayor a la corrupción, y aseguró que instruyó a todos sus ministros “y ministras, así como a las Secretarías de Estado, que pongan de manifiesto todas las irregularidades, que son muchas. Y que de no hacerlo, que presenten inmediatamente su renuncia...”.

Publicidad

Solicitó a los medios de comunicación denunciar los actos de corrupción. Y “a las autoridades de control y Fiscalía, a las autoridades de justicia, recordarles que tienen la absoluta independencia para investigar, y de ser el caso, sancionar a los deshonestos...”.

Lea además: ‘La situación es crítica’, asegura Lenín Moreno al presentar el diagnóstico de la economía de Ecuador

Moreno hizo un llamado a no tener miedo a denunciar, inclusive si los corruptos son de su administración. “Eso es lealtad con los principios y la patria... No el encubrimiento... Si quiere alguien, a pretexto de lealtad, que yo solape a los deshonestos, bórreme de su lista de incondicionales y leales...”.

El discurso de que el endeudamiento es uno de los más bajos del mundo, no solo ha sido ratificado por Correa, sino por sus exministros del sector económico, que son los mismos que ocupan cargos importantes en el frente económico de Moreno. Incluso el actual ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, asegura que la contabilidad de la deuda ha sido correcta.

El domingo, Correa dijo: “Si queremos saber cuánto debe una familia, sería absurdo sumar lo que le debe el papá a la mamá o el hijo a la madre, hay que calcular lo que deben los miembros de la familia al banco o a la familia vecina”. Con ese ejemplo, el expresidente justifica el cálculo que él estableció mediante el decreto ejecutivo 1218 de octubre 2016.

Un ejemplo parecido dio hace pocas semanas el ministro de la Torre, al comparar la deuda interna con lo que se le debe a la esposa. Para luego indicar que con ella se puede “arreglar de cualquier manera”.

Para José Hidalgo, de la Corporación de Estudios para el Desarrollo,, este tipo de comparaciones no son válidas si se toma en cuenta que la deuda interna es con entidades como el IESS y el Banco Central que manejan dineros que también son privados. (I)