Guillermo Lasso, candidato presidencial de la alianza CREO-SUMA, ayer centró su campaña en el cantón Rumiñahui, en Pichincha, con una caravana motorizada que inició en El Tingo y concluyó en el centro de Sangolquí.

Aseguró que él lidera las encuestas de preferencia electoral en el país y que triunfará el 19 de febrero próximo.

Ratificó que implementará un sistema de control electoral que incluirá a más de 40 mil ciudadanos en cada Junta Receptora del Voto, porque “el Ecuador no confía en el Consejo Nacional Electoral”.

Indicó que hay preocupaciones sobre personas fallecidas que aparecen empadronadas, lo cual genera desconfianza. No quiso referirse a un tuit de su vicepresidenciable, Andrés Páez, respecto del empadronamiento de los hermanos Restrepo. “Respeto esa situación desde el día en que sucedió”, dijo Lasso. (I)