La producción de crudo de 23.000 barriles diarios del bloque ITT (sector Tiputini C) se realiza con la ayuda de contratistas privadas. Pese a que la explotación fue encargada a la empresa estatal Petroamazonas, técnicos externos participan en la operación.

El ministro coordinador de Recursos Estratégicos, Rafael Poveda, explicó que intervienen Schlumberger, Conduto (encargada del tema de tubería) e incluso la empresa Azul, que cumple asuntos de logística. José Luis Cortázar, gerente de Petroamazonas, confirmó que también está Sinopec.

Según Poveda, el costo de producción que incluye la inversión y operación del campo es de menos de $ 12 por barril. Esta cifra es menor al promedio de producción que manejaba y que era de $ 23,49. Por ello, para el exministro de Energía Fernando Santos, es muy difícil de creer que la cifra sea de menos de $ 12, por lo que calificó a la declaración como “política”.

Para el exministro, el Gobierno al momento “está inflando” las expectativas sobre el bloque, que tiene un crudo pesado (14 grados API) y por ende es difícil de transportar. Para la transportación se requiere mezclarlo con crudo liviano que al momento escasea. Explicó que en ningún país se está produciendo este crudo de 14 grados porque no es rentable.

La producción en el ITT ocurre en medio de críticas de sectores ambientalistas, pues se halla en el Parque Yasuní.

Críticas

En las redes sociales, Alberto Acosta, exministro de Energía de este régimen, que levantó la iniciativa de dejar ese crudo en tierra, indicó: “Sacar crudo #YASUNI-ITT en nombre de supuesto desarrollo atropellando Derechos Naturaleza y Derechos Humanos es un CRIMEN”. Agregó que “con cualquier precio petróleo no tiene sentido explotar ITT-YASUNI la vida d pueblos no contactados no tiene precio”.

El Gobierno ha mencionado que este año el crudo del ITT generaría $ 100 millones y el próximo $ 720 millones. (I)