Una revisión de los cupos de importación y de las salvaguardias que se aplican al sector automotor planteó la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (AEADE) al Gobierno a través de una carta.

El argumento del gremio, que agrupa a 104 compañías, es que ya han contribuido significativamente a la reducción de importaciones.

“Situamos como referencia el año 2010, y tomamos en cuenta el año 2015; estamos hablando de solo en el capítulo de vehículos una reducción de alrededor de $800 millones, y la proyección que se maneja para el año 2016 es de alrededor de $1.200 millones menos que lo que se importó en el año 2010", sostuvo Genaro Baldeón, presidente ejecutivo de la AEADE.

El dirigente gremial agregó que para el mes de mayo de 2016, el superávit comercial se encontraba en $404 millones y si se lo compara con el año pasado, al mismo mes de mayo, ese acumulado se encontraba en $1.116 millones de déficit comercial.

“Tal vez ese año se justificaba tomar algunas medidas comerciales, sin embargo en el año 2016 no encontramos una justificación; al menos en términos de balanza comercial y balanza de pagos que amerite un mantenimiento de medidas fuertemente restrictivas a las importaciones", adujo.

Adicionalmente el gremio considera que los cupos de importación son injustificados a la luz de acuerdos comerciales.

Según datos de la AEADE, el Gobierno estableció en 84.555 vehículos el cupo de importación para 2016. Esta se divide en $ 280 millones para 23.285 vehículos armados (CBU) y $383 millones para 61.270 vehículos por ensamblar (CKD).