La Ley de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas sí experimentaría modificaciones en el cálculo de la pensión de retiro; mientras que el fondo de cesantía militar entrará a un análisis entre el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), el Ministerio de Defensa y el Comando Conjunto (Comaco), antes de reformarlo.

El ministro de Defensa, Ricardo Patiño, confirmó ayer que presentará al Legislativo un proyecto de reformas relacionado con la ley que regula el proceso de retiro de los miembros de las Fuerzas Armadas.

En el complejo militar, ubicado en La Recoleta en Quito, Patiño se sentó en medio de los titulares de las tres Fuerzas: Luis Castro, comandante del Ejército; César Merizalde, de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE); y Fernando Noboa, de la Marina, para explicar este proceso, aunque a ellos no les permitió responder preguntas:

“Las preguntas deberán ser dirigidas a mí, me acompañan miembros del Comaco, pero las preguntas solamente las contestaré yo”, aclaró.

Publicidad

Cauto y apoyado en diapositivas electrónicas, el ministro relató que hay dos propuestas: que la pensión se fije a base del salario que recibe un militar en los últimos cinco años de servicio. Ahora se lo fija basado en el último salario.

Y este rubro ya no se incrementará en función del salario del personal activo, sino con la inflación anual.

Pero, este aumento regirá para aquellos “que estén por debajo del máximo valor que se puede pagar en pensiones en la seguridad social en general”, que en la actualidad es de 2.013 dólares.

Esta fórmula sí provocaría una “parcial disminución, porque ya no se aplica el último haber, sino el promedio de los cinco últimos años”.

En el caso del fondo de cesantía, una primera propuesta era reducir el aporte del militar a un 2%, del 6,25% que se contribuye actualmente. Sin embargo, atendiendo las “observaciones” de la tropa y oficiales, se decidió que “es necesario profundizar un poco más”.

“Requiere un mayor nivel de análisis, que se revisen las consecuencias en el Issfa. Esto es una demostración de respeto al diálogo”, dijo.

Publicidad

Al acto acudió el delegado de los oficiales retirados en el Consejo Directivo del Issfa, Bolívar Silva, a quien se le pidió hable con los periodistas afuera del Ministerio, pero él no cedió y en los patios enfatizó que “se afectarían las pensiones” y se mostró preocupado porque el aumento de pensiones en el caso de los oficiales, se daría en plazos de entre 10 y 20 años. “Prácticamente, las pensiones se congelarán de los grados de mayor hasta general”, indicó.

La noche del martes, el exjefe de la Armada, Ángel Sarzosa, que fue retirado del cargo, fue homenajeado en Guayaquil, y en un discurso defendió el bienestar de las Fuerzas Armadas, y criticó estas reformas. 

Caso archivado

Pedido de rectificación

Denuncia contra Ejecutivo

La Superintendencia de Comunicación archivó un pedido de rectificación que hizo el militar retirado Adriano Montenegro, por declaraciones del presidente Rafael Correa en un enlace sabatino, al decir que a los liceos navales no ingresan los hijos de los tripulantes. El organismo adujo que los enlaces son “gestión pública”. (I)

El ministro de Defensa, Ricardo Patiño anuncia reformas al cálculo de pensiones de retiro militares @eluniversocom pic.twitter.com/zxlKIzLe56