El primer contrato de venta anticipada de crudo entre Petroecuador y Petrochina International Co. Ltd. forma parte de los archivos de Mossack Fonseca, cuya filtración son los Papeles de Panamá. Petrochina adelantó al Ecuador $ 1.000 millones a dos años plazo y a 7,25% de interés anual.

Según el informe de la Contraloría General del Estado DA3-0015-2012, enviado a Petroecuador en marzo de 2013, en este contrato la estatal petrolera dejó de recibir por lo menos $ 34,45 millones, debido a la fórmula aplicada para determinar el precio del barril.

En los Papeles de Panamá consta una versión del contrato 2009-433 de Petroecuador, sin fecha pero que ya incluye las firmas del entonces presidente ejecutivo, vicealmirante Luis Jaramillo, y del representante de la asiática, Zhang Tao.

Son cinco páginas más anexos, firmados el 23 de julio de 2009, que sellan el pago del anticipo de $ 1.000 millones para Petroecuador y el fisco ecuatoriano. Aplicando el interés, se debe pagar $ 1.077 millones. El anexo 4 es la “Tabla de Amortización”, con una cuota mensual de $ 44,88 millones. Este pago es con petróleo y se lo incluye en la fórmula de facturación como “Factor K”.

Publicidad

A cambio, Petroecuador se comprometió a entregar entre agosto del 2009 y julio del 2011 ocho lotes de crudo mensuales de 360 mil barriles (seis de Oriente y dos de Napo), que suman 2,88 millones de barriles mensuales.

La fórmula del precio del barril es un promedio de la cotización WTI, que la da el mercado internacional y se aplica usando los promedios de los días cercanos a la entrega. A ello se adiciona un premio, a favor de Petroecuador, de $ 1,25 por barril para el crudo Oriente y de $ 1,30 para el Napo.

En cambio, se restan el diferencial petrolero, que es un descuento dado también por el mercado, y el “Factor K”, que corresponde al pago de la cuota mensual del adelanto entregado. Se lo calcula dividiendo los $ 44 millones para el número de barriles mensuales. El cruce de cuentas y pago del saldo lo debe hacer Petrochina el día diez del mes siguiente, según consta en el primer anexo del contrato.

Una condición para el comprador es que el destino final del crudo no sea la costa americana del Pacífico Sur. Se contempla también que las discrepancias se resuelvan en el Centro de Mediación y Arbitraje Comercial de la Cámara Argentina de Comercio.

El contrato se firmó sobre la base de una alianza estratégica entre las dos compañías suscrita en enero de 2009.

Jaime Baquerizo Escobar (de Oil Services&Solutions) habría enviado el documento a Mossack Fonseca para probar una fuente lícita del dinero que llegaría a la offshore Eston Trading Ltd. Esta cobraría la comisión de $ 1 por barril, pagada por Waterway Petroleum Ltd., del Grupo Gunvor. En los Papeles de Panamá se indica que esta comisión retornaría luego a Baquerizo y a Enrique Cadena.

Publicidad

El contrato se renegoció el 5 de febrero de 2010. Se eliminó todo lo relacionado con el término “amortización”, para despejar cualquier duda de que fuera un préstamo.

Informe de Contraloría
En marzo de 2013, la Contraloría emitió el informe DAE- 0015-2012 sobre este contrato, así como otro firmado en el 2010 entre las dos petroleras y en el que intervenía el Banco de Desarrollo de China.

Según ese informe de 2013, el perjuicio por este primer contrato (2009-433) fue de unos $ 34,45 millones, debido al cálculo del premio en la fórmula ($ 1,25 y $ 1,30). La Contraloría indicó que Petroecuador había negociado premios de entre $ 1,90 y $ 2,20 con otras petroleras, como Petróleos de Venezuela, en fechas cercanas al contrato con Petrochina.

La Subgerencia de Comercio Internacional, señaló la Contraloría, determinó los premios “sin respaldar los aspectos técnicos, económicos y comerciales que justifiquen que (...) fueron los más convenientes”.

El acuerdo es por dos años, pero solo entre agosto y diciembre de 2009 se entregó crudo por $ 943 millones (ver gráfico). La Contraloría recomendó reprogramar los volúmenes de crudo para sacarlo a concurso internacional y determinar los premios y precios.

Además, calculó que en los dos contratos, Petroecuador tuvo que reconocer a Petrochina $ 2,54 millones por calidad del crudo. Por ello recomendó establecer parámetros más adecuados en la negociación.

Destacó que el crudo no va a lugares donde Petrochina tiene refinerías y que algunos embarques estaban fletados por Taurus Petroleum Limited.

En 2016, la Contraloría revisó estas conclusiones. Vea la entrevista al contralor.

En los Papeles de Panamá, Baquerizo envió un contrato entre Cadena y Castor Petroleum, y aseguraba que también trabajaba con Taurus. En la denuncia que el exasambleísta Cléver Jiménez y su asesor Fernando Villavicencio presentaron a la Contraloría existen transferencias bancarias que relacionan a Taurus Petroleum Ltd. con Cadena y su empresa Naparina Corp.

Objeción a contrato
Ministra de Finanzas

Destino del crudo
Antes de firmar el contrato, la ministra de Finanzas encargada advirtió, el 20 de julio, que se debería cambiar la cláusula sobre el destino del crudo, según indica el informe de Contraloría, pero sin mencionar su nombre.

Reventa del petróleo
”“El crudo ecuatoriano entregado a Petrochina puede ser revendido en el mercado internacional con el objetivo de generar ganancias extraordinarias”, dijo en una carta a Petroecuador.

Revisión de cláusula
Pidió al directorio que “realice las gestiones necesarias para la revisión de esta condición”. La única limitación de destino fue la costa americana del Pacífico Sur. No se incluyó a Estados Unidos ni a Panamá. (I)

Documentos Relacionados: