Inundaciones, desbordamiento de ríos, palizadas, deslizamientos de tierras y accidentes viales se registraron en varios cantones de Manabí por las fuertes precipitaciones que cayeron entre la noche del lunes último y la madruga de ayer.

La zona más afectada fue el norte de la provincia, como los cantones Chone, El Carmen, Flavio Alfaro, Bolívar, Junín, Tosagua, San Vicente, Sucre, Jama y Pedernales.

En Chone, el agua de la lluvia subió varios centímetros e ingresó a viviendas y a establecimientos educativos del centro.

En un recorrido efectuado ayer por el Comité de Gestión de Riesgos Cantonal-Comité de Operaciones de Emergencias, las autoridades de Chone encontraron llenos de agua los patios de varios planteles, como Abdón Calderón, México, Manabí, Ibarra y Río Chone.

Yimi Álvarez, supervisor distrital de educación, inspeccionó ayer los planteles y dijo que en algunos, como Manabí, Abdón Calderón y Amazonas, los maestros tomaron los exámenes a los alumnos y estos regresaron a sus casas, ya que el resto de la jornada se suspendió.

El río Garrapata, afluente del Chone, aumentó su caudal y se desbordó, afectando a varios sembríos en sectores rurales como San Andrés, El Mate, La Fortuna, La Estrella, Guabal y la vía Chone-Flavio Alfaro.

Diocles Zambrano Castillo, de 80 años, agricultor de La Fortuna, dijo que se le inundaron cinco hectáreas de sembríos de plátano.

En el sector rural de Chone, como en Colorado y Rancho Viejo, los ríos crecieron y anegaron zonas bajas. Agricultores reportaron la pérdida de animales como gallinas y chanchos. Los deslaves también afectaron vías, que luego fueron reabiertas. (I)