El Consejo Nacional Electoral (CNE) remitió ayer a la Asamblea su proyecto de 32 reformas al Código de la Democracia.

Originalmente eran 33, pero el pleno del organismo retiró aquella que proponía repartir el fondo partidario entre las organizaciones políticas nacionales y locales. Lo hizo porque consideró que no estaba apegada a la Constitución.

Los cambios que plantea se refieren a plazos para impugnaciones en procesos electorales y reemplazos de autoridades que no se posesionen.

El presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, insistió ayer en que las reformas propuestas son “técnicas” y que las “de fondo” quedarán a criterio de la comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea, que tiene a cargo el trámite.

Publicidad

Pozo indicó que el documento del CNE será un “insumo más” para la Comisión, y adelantó que cuando esta empiece a analizar el tema solicitará que el pleno sea recibido para explicar el contenido.

A la par, la secretaría de la Asamblea difundió el pasado miércoles –por correo electrónico– un nuevo proyecto sobre esta temática presentado por Antonio Posso (Avanza).

Su propuesta plantea la eliminación de las Juntas Intermedias de Escrutinios y cambios en los mecanismos para que los miembros activos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional ejerzan su derecho al sufragio, que es optativo.

Con ambos textos, sumarían nueve los presentados a la Asamblea por varios legisladores y la Presidencia.

El presidente de la Mesa, Fabián Solano (AP-PS), dijo en una entrevista con este Diario, el pasado martes, que prevé empezar a revisar las iniciativas de reformas recibidas desde la próxima semana.

Decisión
“El pleno del Tribunal Contencioso Electoral, ante las declaraciones realizadas por diferentes actores políticos sobre el alcance de las propuestas de reformas a la Ley Orgánica Electoral y de Organizaciones Políticas, Código de la Democracia, resuelve retirar las propuestas presentadas al Consejo Nacional Electoral, el 5 de octubre del 2015”, indicó la carta de ese organismo. (I)