La asambleísta Cynthia Viteri (PSC-MG) apoyó la movilización de grupos sociales e indígenas que la tarde de este miércoles se realizó en Quito y otras ciudades.

La carta dirigida a su colega de Pachakutik, Lourdes Tibán, fue publicada en la página oficial de Facebook de Viteri.

Carta de una mestiza de derecha a una indígena de izquierda

"Hoy 16 de septiembre del 2015, día de la marcha Nacional.

Publicidad

Querida Lourdes Tibán:

Tal vez en algún momento de nuestras vidas nos encontremos cara a cara en las calles, tú defendiendo lo que consideras justo y yo batallando por lo que creo traerá bienestar a nuestro pueblo, pero cada una con posturas absolutamente contrarias.

Te dejaré pasar Lourdes y a lo mejor hasta nos demos la mano, porque en el fondo, ambas buscamos lo mismo:

Queremos que la gran mayoría de ecuatorianos constituida por gente empobrecida o de clase media, y tu pueblo, los más pobres entre los pobres, tengan comida, vivienda digna, ropa, salud, educación y trabajo. Que estén alejados de la violencia y la autodestrucción y que la familia sea el centro de la protección social. Es esta una aspiración de la izquierda? Es una aspiración de la derecha? No! Es una aspiración humana, de esperanza por días mejores y de progreso que involucra a todos los Ecuatorianos. Es lo que queremos tú y yo, que caminamos por sendas distintas.

Yo quiero condiciones de seguridad y confianza que atraigan inversión nacional e internacional que genere empleo y desarrollo, ahorro y crédito, lo que se logra además, manteniendo la dolarización. Tú, que no haya ningún tratado comercial internacional porque los consideras injustos y crees que pondrían a nuestro pueblo en desventaja y les traería más pobreza.

Pero al final, ambas queremos la independencia de los organismos de control y la función judicial, para que no sirvan de encubridores de la corrupción que sigue creciendo sin control gracias a la impunidad. Que dejen de ser los verdugos del poder, encapuchados persiguiendo y encarcelando según lo disponga el dedo del emperador los sábados.

Publicidad

Ambas queremos que el dinero de nuestros niños empobrecidos no se lo lleven las garras de la corrupción de primitos o amigos que aún no terminan de digerir el cheque de la coima, o que obras inconclusas como en el Aromo no se traguen en su lodo 1.200 millones de dólares con los que se hubieran salvado millones de vidas en nuestro país. Ambas queremos a una prensa libre que investigue y no sea perseguida y quebrada por los organismos creados para ejecutar las órdenes del poder.

Ambas queremos que nuestro Ecuador deje de servir de prenda y quede hipotecado a extrañas naciones hasta lo más profundo de sus entrañas. Hasta nuestro oro fue empeñado en turbias negociaciones. El agresivo endeudamiento externo, a intereses usureros, en condiciones absolutamente distintas a las ventajas que obtuvieron países vecinos, no es una negociación propia de ningún economista con dos dedos de frente, a menos que sea el representante de los países acreedores.

Sabemos que jamás nos gastaríamos el trabajo de 80 años de una empleada doméstica, o de una secretaria, o de un trabajador común en un campeonato del encebollado: 400.000 dólares.

Correa se consumió el ahorro que dejaron gobiernos anteriores por el petróleo, le metió la mano al Seguro Social y a los jubilados, a los enfermos catastróficos y a los maestros, a las utilidades de los trabajadores y por último, dejó endeudadas a las futuras generaciones.

Eso es lo que nos une en esta batalla amiga, que parece perdida por las ventajas y la represión del poder, pero no es así. Correa retrocedió con las marchas y aunque repudie el derecho que tenemos a resistir, los Ecuatorianos lo llevamos grabado con fuego en nuestro corazón porque estamos conscientes de que los grandes juegan heridos.

Aunque existan diferencias Lourdes, muchas de ellas irreconciliables, igual amiga, me haré a un lado y te dejaré pasar. No se si tú tienes la razón, no se si yo la tenga, solo sé que al final de la senda buscamos lo mismo: que el Ecuador sea un país equitativo, de oportunidades, productivo y solidario. Que la pobreza no siga humillando a la gente al punto de llevarla al caos y a la violencia.

Los cerrados, los egoístas, los que se creen dueños de la verdad, los prepotentes y engreídos, los egocéntricos y crueles, los mentirosos, esos que actúan por odios y venganzas, complejos y traumas, los soberbios y embebidos de poder, (perdón por describir a Rafael Correa) pretenden manipularnos horrorizándose de que pueda haber coincidencias entre tú y yo, es decir entre izquierda y derecha, entre mestiza e indígena. No me gustan las etiquetas, no acepto que me definan porque me atan, es más, no me importa, soy lo que soy y pienso como quiero, hago lo que creo justo y el resultado se lo dejo a Dios, esa soy yo, y a ti te siento igual.

Ambas coincidimos ante un peligro común, una voluntad omnímoda y arbitraria que pretende jugar el papel de Nerón. Arrastra con su demencia, acciones y obsesión por perpetuarse en el poder a todos los Ecuatorianos con el riesgo fatal de convertirnos en una segunda Venezuela, incendiándola, mientras toca la lira.

En fin Lourdes, a la carga! que cada una queme sus naves. Nos vemos en medio del campo de batalla. Tal vez nos crucemos en algún momento, tal vez apuntemos nuestras armas la una contra la otra.... pero en ese instante, ambas, en nuestras miradas, descubriremos que peleamos por una misma causa, aunque por diferentes caminos......y nos haremos a un lado, sabiendo en el fondo de nuestros corazones, que yo daría la vida por tus hijos y tú por los míos.

Tu amiga de derecha
Cynthia Viteri" (I)