La marcha de los movimientos indígenas y las organizaciones sociales se inició ayer en Tundayme, Zamora Chinchipe, y prevé llegar el 13 de agosto próximo a Quito para unirse al paro nacional, convocado por sectores contrarios al Gobierno.

El sitio de inicio de la movilización fue escogido por encontrarse en la cordillera del Cóndor, al suroriente del país, donde se desarrolla el proyecto minero Mirador, encargado a la empresa china Ecuacorriente S.A. (ECSA), que es criticada por los activistas.

A las 08:00, con banderas, cestas con comida e instrumentos musicales, indígenas y sindicalistas bajaron una pronunciada pendiente hasta llegar al río Quimi, en el barrio San Marcos de Tundayme, para realizar una ceremonia ancestral.

El descenso estuvo acompañado por sanjuanes en los que se escuchaban coplas: “A mí me engañaste, a mí me engañaste y a los chinos todo entregaste”.

Publicidad

El yachac Jaime Pilatuña celebró el ritual para pedir a la pachamama que los marchantes tengan “fuerza, coraje y valor” en su periplo hacia la capital. A cambio, entregó al río y a la tierra, frutas, flores y comida como muestra de reciprocidad.

Luis Sánchez, presidente de las comunidades de la Cordillera Cóndor Mirador, dijo que su población se verá afectada por el ingreso de la gran minería al territorio. “Actualmente 19 familias corren peligro de desalojo, entre ellos shuars y kichwas”.

En el camino para llegar a Tundayme se puede apreciar rótulos que advierten que varios sectores son “propiedad privada”. Los ambientalistas aseguran que eso es lo que se concedió a mineras chinas y canadienses.

En la ceremonia se entregó un mandato popular de siete puntos a los dirigentes indígenas, en el que se exige el archivo de las enmiendas constitucionales, la restitución del 40% al aporte de las pensiones jubilares, el libre acceso a la educación superior y a la educación intercultural bilingüe, el respeto al Yasuní y a los derechos de la naturaleza, la derogatoria de leyes y decretos que coartan libertades y derechos, y la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana.

Las ñustas dieron bastones de mando a Carlos Pérez Guartambel, presidente de Ecuarunari; Rómulo Acacho, vicepresidente de la Conaie; Pablo Serrano, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT); y Salvador Quishpe, prefecto de Zamora Chinchipe.

Antes de empezar la caminata, Quishpe advirtió de la presencia de gente infiltrada y pidió que se los identifique para evitar que generen caos que luego es usado políticamente en contra de los marchantes.

Publicidad

Ayer, la movilización dejó Tundayme antes del mediodía. A las 13:30 llegó a El Pangui y a las 19:30, a Zamora, donde, en un parque, se ubicó gente de Alianza PAIS que le gritó consignas en contra. La Policía formó un cordón para evitar enfrentamientos. Los marchantes tomaron una vía alterna.

Por las calles, la gente expresó con aplausos su respaldo a los caminantes para quienes, a las 20:45, se ofició una misa en la catedral de Zamora. A las 09:00 se espera que se encaminen hacia Loja, a donde arribarán a las 14:00 de este lunes. (I)

Movilización
Detalles

Viajeros
Hasta Tundayme llegaron, entre otros personajes, el dirigente sindical Mesías Tatamuez, la exsecretaria de Comunicación del Gobierno, Mónica Chuji, y el exdirector del Hospital de la Policía, coronel César Carrión.

Policía
En el trayecto entre Tundayme y El Pangui hubo presencia policial. Los uniformados señalaron que su interés era dar seguridad a los marchantes.