Shanghái-Nueva York-Quito
El petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró ayer en $ 47,39 el barril, esta vez arrastrado por la bajada en las bolsas chinas.

El “oro negro” vivió una nueva jornada de bajada esta vez no tanto por su crisis interna de exceso de oferta, sino por el efecto de la caída en las bolsas chinas sobre la economía mundial. El índice de Shanghái, el de referencia en China, cayó 8,48%, en la peor jornada en ocho años para los mercados del gigante asiático.

Según los analistas, el principal motivo fue el anuncio de la Oficina Nacional de Estadísticas de que los beneficios de las principales firmas industriales chinas bajaron 0,3% interanual en junio, en contraste con el 0,6% interanual de mayo.

El mercado chino es especialmente sensible a los rumores y al ánimo de sus $ 90 millones de inversores individuales, en su mayoría aficionados sin nociones financieras, que tienen ahorros en la renta variable.

Publicidad

Wall Street, en Nueva York, cerró a la baja (0,73%) por quinto día consecutivo. Las bolsas latinoamericanas siguieron la tendencia negativa y cerraron en números rojos.

Petróleo ecuatoriano
Hace pocos días, en una entrevista radial en Guayaquil, el presidente Rafael Correa dijo que el país está preparado para soportar un precio del petróleo de hasta $ 20. Esto, pese a que en la proforma presupuestaria de 2015 se calculó a $ 79,7 el barril y que a principios de mayo el ministro de Finanzas, Fausto Herrera, anunció una posible revisión de $ 40.

El precio reportado por el Servicio Nacional de Información (SNI) al 20 de julio pasado estaba en $ 43,38.

La EP Petroamazonas anunció que su producción en el primer trimestre fue de 351.526 barriles, 9.546 barriles menos que el año anterior. La caída, se indicó, estaba prevista, pues los bajos precios encarecen los costos de producción. (I)