La posible presencia de grupos antagónicos durante la misa que oficiará el papa Francisco, el próximo 7 de julio, en el Parque Bicentenario de Quito, será controlada por funcionarios públicos y miembros de la Policía Nacional.

Ese fue uno de los aspectos que se incluyó en el simulacro que realizaron ayer varias entidades de socorro y control de la seguridad en el antiguo aeropuerto de la capital, que se prevé acoja a cerca de 1,4 millones de fieles católicos.

Fabricio Echeverría, de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), explicó a los funcionarios que en caso de altercados generados por sujetos violentos, se dará aviso al puesto de mando unificado que se montará en el parque.

Publicidad

“Primero, voluntarios de la Secretaria de Riesgos, del Ministerio de Inclusión Económica y Social y miembros de la Policía Nacional identificarán a los actores antagónicos que serán aislados”, explicó.

Pero si la actitud beligerante continúa, serán sacados del sitio y llevados a Unidades Móviles de la Policía que serán instaladas en un número de diez.

En caso de que uno de los miembros de la comitiva papal sufra un quebranto de salud estará habilitado un helicóptero Super Puma de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) que lo trasladará al hospital Eugenio Espejo, que tiene destinada una planta completa para Francisco y sus acompañantes.

Publicidad

También serán colocados cuatro puestos de servicios sociales conformados por 8 médicos y enfermeros; 10 miembros de Cruz Roja y Bomberos; 50 policías, además de personal de inteligencia policial y militar, encargados de detectar cualquier anomalía.

En las inmediaciones del parque se ubicarán 13 ambulancias que trasladarán a posibles pacientes a las siete casas de salud que forma parte de una red de emergencia para la misa papal. Unas 60 ambulancias más estarán listas para reemplazarlas.

Publicidad

Las puertas del Bicentenario se abrirán desde las 18:00 del lunes y se espera que unas 250.000 personas lleguen a hacer una vigilia antes de la misa. Por eso, los organismos de socorro recomiendan llevar ropa abrigada ya que en este sector se registran temperaturas de hasta 3° C en la madrugada.

Tras escuchar la explicación, el presidente Rafael Correa pidió que se impriman, al menos, un millón de hojas volantes con el mapa y las ubicaciones de sitios de auxilio, baterías sanitarias y puestos de comida e hidratación tanto para los fieles que acudan a la misa en Quito como en Samanes, en Guayaquil.

El mandatario también calificó de “mal gusto” que las autoridades deban ocupar un espacio en el templete donde Francisco celebrará la misa. “Nos dieron pases y los vamos a entregar a representantes de diferentes grupos ciudadanos y nosotros nos vamos a ubicar con el público”, dijo. En el caso de Guayaquil, la semana pasada, el arzobispo Antonio Arregui manifestó que el Gobierno pidió 2.000 puestos en el área destinada a los religiosos.

Por su parte, el canciller Ricardo Patiño resaltó que los trabajos se entregaron una semana antes del evento. Lo que resta por colocar son adornos religiosos, las alfombras y las flores, que serán ubicadas horas antes de la eucaristía. (I)

Publicidad

Apuntes
Turistas

Registro
El Servicio Nacional de Aduana del Ecuador indica a todos los turistas que viajen en vehículos particulares a Ecuador por la visita del papa, realicen el registro en la página web www.aduana.gob.ec, antes de su llegada al país, con el fin de agilizar el proceso.

Vigencia
El registro en línea tiene una vigencia de hasta 10 días antes de la llegada al país. El trámite no tiene costo.

Operativo
Son 2.241 voluntarios de la Cruz Roja Ecuatoriana que participarán en el operativo por la visita del papa Francisco, que se implementará desde el 3 de julio hasta el 9.